Una cría de elefante quedó atrapada en un charco de barro el pasado 19 de noviembre en el parque nacional Kruger. Esta reserva de caza sudafricana es la más grande del país y, en ella, los participantes en uno de los safaris que ofertan observaron incrédulos la reacción de la manada al ver al pequeño animal en tal situación.

La madre luchó para conseguir ayudarle a salir tirando del pequeño elefante —de entre ocho y diez meses de edad— por una pata pero no fue suficiente. El resto de la manada se acercó para participar en la operación de rescate. La cría no podía salir del charco debido a su reducido tamaño pero con la fuerza de sus compañeros consiguieron liberarlo y seguir su camino.