Oceana ha felicitado este jueves al Govern por el anuncio de la creación de la reserva marina del Freu de sa Dragonera y ha invitado al Gobierno central a extenderla a las aguas bajo competencia estatal.

Según ha informado en un comunicado, la propuesta de la organización internacional de conservación marina llega hasta los 300 metros de profundidad, abarcando 52.385 hectáreas, frente a las 708 que ha delimitado el Govern. De esta forma, se protegerían hasta siete hábitats esenciales para peces y fondos marinos amenazados incluidos en normativas comunitarias e internacionales.

"La iniciativa del Govern es un paso muy importante para la conservación de sa Dragonera y ahora debe tomar el relevo el Gobierno central, ampliándola a aguas bajo su competencia. La zona protegida tendría que ser 70 veces mayor que la anunciada, para contribuir eficazmente a la recuperación de la pesca y preservar especies sensibles y amenazadas", ha afirmado el director de investigación de Oceana en Europa, Ricardo Aguilar.

La creación de la reserva cuenta con respaldo municipal y de todos los sectores afectados, como pescadores profesionales y buceadores. La reserva marina aumentará el grado de protección de parte del actual Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) de sa Dragonera, pero dejará fuera la zona marina del LIC situada al norte de la isla, una de las zonas de mayor interés ecológico, que sufre además las mayores agresiones por parte de la actividad pesquera, por lo que resulta urgente su protección.

En aguas aledañas a las delimitadas por el Govern, las inmersiones de Oceana han mostrado la existencia de entornos que legalmente deben protegerse como campos de ceriantos, braquiópodos, plumas de mar y crinoideos; fondos de rodolitos; formaciones coralígenas y acúmulos de hojas y rizomas de posidonia. Además, se filmaron diversas especies de corales y esponjas amenazados.