Comunidad Valenciana

Crisis vecinal por la apertura de un ‘pub’ tras 20 denuncias

La junta directiva de la asociación del Casco Antiguo estudia incluso dimitir en bloque porque el dueño ultima las obras para abrir tras cinco años cerrado.
Los vecinos de un edificio de la calle Argensola, inquilinos del Patronato de la Vivienda, se han movilizado ante la posible apertura de un pub colindante con su finca. Y la tensión ha llegado al extremo de que la directiva de la asociación de vecinos del Casco Antiguo, con su presidenta, María Dolores Peretó, a la cabeza, baraja la posibilidad de dimitir en bloque si no se frena al pub.

Los problemas comenzaron cuando el local nocturno inició su actividad económica, tras rehabilitar el edificio. Numerosas denuncias vecinales por irregularidades y problemas con el volumen del sonido le obligaron a cerrar. Ahora el conflicto vuelve ya que el propietario ha reiniciado obras en el establecimiento para reabrir el negocio.

Los vecinos no entienden que el propietario, socio de varios pubs en el Casco Antiguo, pueda reabrir sus puertas cuando la zona está declarada como saturada, y el Ayuntamiento ya no concede licencias de apertura para este tipo de locales. El dueño asegura que compró el inmueble con la licencia de apertura de bar del antiguo inquilino, que databa de 1996.

Sin embargo este antiguo pub llevaba cinco años cerrado y, además, tan sólo ocupaba la planta baja del inmueble, mientras que el nuevo también utilizará la primera planta, una ampliación que, según el propietario, está en regla.

Ayer mismo, la Policía Local  acudía al lugar para comprobar si contaba con la licencia de obras y todo estaba en regla.

Hoy, los vecinos se reúnen con la concejal de Urbanismo, Sonia Castedo, para aclarar la situación.

Los vecinos, contra los ruidos

El propietario del pub de la discordia es socio de numerosos pubs en el Casco Antiguo como La Misión o la Terraza del Astrónomo, locales nocturnos que, conforme se va repoblando la zona, han sido denunciados por los vecinos por problemas con el volumen de la música, que se escucha en las viviendas. Los vecinos se preguntan si las rehabilitaciones y planes especiales en la zona tienen sentido mientras prolifera este tipo de negocios ruidosos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento