El colectivo de intérpretes de lengua de signos de educación pública ha convocado este miércoles una huelga y una marcha a partir de las 11,00 horas por las calles de Sevilla, desde las 'setas' hasta la Consejería de Educación, en el edificio Torretriana de la Isla de la Cartuja, reivindicando que sus condiciones laborales mejoren y pasar a formar parte del sistema educativo como personal laboral de la Junta de Andalucía.

La marcha, en concreto, transcurriría por Plaza de la Encarnación, Laraña, Martín Villa, Campana, Plaza del Duque de la Victoria, Alfonso XII, San Laureano, Plaza de Armas, Torneo, Cristo de la Expiración, Odiel, Gonzalo Jiménez de Quesada, Inca Garcilaso y Juan Antonio Vizarrón, donde se concentrarán y leerán un manifiesto.

La labor de estos profesionales, que han llevado a cabo diversas movilizaciones a nivel regional y provincial desde el anterior curso escolar, es "vital" para que la educación sea realmente igualitaria e inclusiva para el alumnado sordo, según el colectivo, que asegura contar con el apoyo de la comunidad sorda y educativa.

Afirman que "no se trata de una cuestión económica, sino de voluntad política", y han decidido dar un paso más en su lucha convocando una huelga para "dignificar" su profesión.

CCOO, promotor de la convocatoria, ha explicado en una nota el "deterioro" en las condiciones de trabajo que este colectivo viene sufriendo desde 2008, año en el que empezó a licitarse el servicio. Así, de contratos a año completo pasaron a contratos de actividad discontinua; de jornadas a tiempo total con reconocimiento de tiempos de preparación pasaron a jornadas a tiempo parcial exclusivas de interpretación, sin contemplar la necesaria preparación de la materia docente que se imparte a al alumnado; y a ello que hay que añadir una perdida salarial que ronda los 400 euros mensuales.

Ante la situación descrita, el secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO Andalucía, José Blanco, lamenta que "a pesar de las declaraciones de la consejera de Educación del pasado mes de julio informando que en los pliegos de licitación se incorporarían cláusulas de mejora, la situación de colectivo sigue siendo igual de precaria que lo era en el curso pasado".

Por ello, la central sindical exige a Educación, por un lado, una condición especial de ejecución a las empresas en virtud de la cual se obligue de manera inequívoca a las empresas adjudicatarias, a no minorar las condiciones de trabajo —jornada, salario y mejoras sobre legislación laboral básica de los trabajadores y trabajadoras adscritos al servicio—, retirando la adjudicación en caso de incumplimiento.

Por otro, la recuperación del servicio de interpretación de lenguaje de signos, para su desempeño de manera directa con trabajadores contratados directamente por la propia administración andaluza, aportando soluciones laborales al colectivo de intérpretes que actualmente lleva esta actividad a cabo.

Asimismo, Blanco indica que "CCOO se pone a disposición de la Consejería de Educación para llevar adelante el acuerdo adoptado en 2007 por el que se preveía la creación de los 128 puestos de intérpretes de lengua de signos comprometidos al hilo de la aprobación de la Ley de Educación de Andalucía, fruto del cual se creó la categoría profesional de intérprete de lengua de signos en el convenio colectivo del personal laboral de la Junta de Andalucía, como requisito previo para la incorporación de estos profesionales".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.