La Policía alerta del auge de falsificaciones de tarjetas y de robos en cajeros

  • Esta modalidad de delito creció un 44% el año pasado.
  • Y la temporada alta de asaltos a casas acaba de empezar: en verano hay un 15% más de robos.
A José Manuel Sánchez le han desvalijado su casa, en Tetuán, y se siente desprotegido por la Policía.
A José Manuel Sánchez le han desvalijado su casa, en Tetuán, y se siente desprotegido por la Policía.

Los ladrones se han profesionalizado. Ya no se conforman con los tirones o con meter la mano en bolsos. Según fuentes policiales, el tipo de robo que ha experimentado un mayor auge en los últimos años es el de falsificación y uso fraudulento de tarjetas.

Los datos corroboran sus palabras. Entre 2005 y 2006, los robos con fuerza en cajeros y el uso de tarjetas falsas crecieron un 44,2% en la comunidad, al pasar de 2.650 a 3.823 casos, según informes de la Jefatura de Policía, facilitados a 20 minutos por la delegación regional del Sindicato Unificado de Policía (SUP).

"Por robo con fuerza en cajeros se entiende cuando alguien utiliza tu tarjeta con tu número y ves que en tu cuenta te aparece un cargo que tú no has hecho", explica el secretario general del sindicato policial en Madrid, Felipe Brihuegas.

Viviendas desprotegidas

Pero con la llegada del verano comienza la temporada alta para los ladrones de viviendas. Basándose en datos de años pasados, Brihuegas estima que en la temporada estival que acaba de comenzar aumentarán los asaltos a casas: habrá un 15% más que durante el resto del año, debido a tres factores: "Las casas se quedan deshabitadas, los ladrones están a la expectativa y hay menos policía por la calle porque el personal se toma vacaciones". El año pasado hubo 6.240 asaltos a viviendas en la región, de los que más del 27% se produjeron en julio, agosto y septiembre.

Mejor sacar con el banco abierto

Los ladrones tienen sus técnicas, pero con algunas precauciones se les puede neutralizar. Para evitar la falsificación de tarjetas, la Policía aconseja "comprobar que el cajero no esté manipulado y sacar dinero cuando la oficina esté abierta". Contra los robos en viviendas, cerrar con llave debe ser una rutina. Y cuidado con las ventanas: los cacos saben trepar.

José Manuel Sánchez. 25 años. Víctima de robo en su domicilio.

"Sabían cuándo estábamos fuera"

A José Manuel Sánchez le han desvalijado la casa y se siente desprotegido por la Policía. Su vivienda, en Tetuán, es una de las más de 3.000 casas asaltadas en Madrid en lo que va de año. Ahora se siente inseguro en su propio hogar. "Sabían perfectamente que a esa hora no había nadie. Nos tendrían vigilados. Lo peor es que si han entrado una vez, lo pueden volver a hacer". Se llevaron dinero, aparatos electrónicos y documentos de valor sentimental. Una vez pasado el susto, siente indignación hacia la Policía: "Me sorprendió su indiferencia, una dejadez que raya en la negligencia. Ni vigilan la calle para evitar los robos ni los investigan luego. Exijo mayor vigilancia policial".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento