Barbie Hello
Un ejemplar de la muñeca Barbie Hello. MATTEL

Algo tan inocente como una muñeca ha puesto a los investigadores en alerta por posibles fallos de seguridad que podría vulnerar la privacidad de los usuarios. Según investigadores de EE UU, la nueva Barbie con Wi-Fi, el modelo Barbie Hello, podría ser hackeada por piratas informáticos al conectarse a la red.

La información almacenada por este juguete, que es capaz de escuchar y dar respuesta con Siri, podría ser interceptada y utilizarse como vía para llegar a otros dispositivos que utilicen la misma conexión.

Además, aseguran, que la muñeca podría convertirse en un dispositivo de vigilancia para espiar a los niños y escuchar en las conversaciones sin el conocimiento del propietario.

El experto en seguridad Matt Jakuboswi ha declarado en The Guardian que “solo hace falta algo de tiempo para que los piratas informáticos sustituya nsus servidores por los interceptados”.

En principio, la muñeca solo hace grabaciones cuando se pulsa los botones, pero Jakubowski comprobó que usando determinados parches esta función se podría alterar.

Esta no es la primera vez que Barbie Hello ha sido puesto bajo el punto de mira por la posible falta privacidad. En su debut ya advirtieron que el producto podría  almacenar las conversaciones íntimas de un niño con su muñeca y que no deberían salir a la venta.