Pilar Fernández, una vecina de Abadín (Lugo) de 65 años, que vive en el lugar de O Coto, en la parroquia de Abeledo, ha denunciado al Ayuntamiento ante la valedora do Pobo, Milagros Otero, por "mantener y promover" barreras arquitectónicas delante de su casa.

Según hace constar en el escrito de denuncia, registrado en la institución, esta vecina tiene un grado de minusvalía reconocido del 84 por ciento y necesita de una silla de ruedas para poder desplazarse, así como de la asistencia de una persona para hacer vida normal.

El problema que denuncia esta vecina se refiere al "mantenimiento" de la carretera que hay delante de su casa, que exige "la restitución de su firme" y nuevas capas asfálticas, lo que ha provocado que su altura "no parase de aumentar con el paso de los años".

De esta forma, Pilar Fernández advierte que, a día de hoy, tiene un escalón "de unos 14 centímetros de altura" cerrando la salida de su domicilio. Con ello, remarca en un comunicado, lo que para el resto de vecinos es "una vía de comunicación", para ella se ha convertido "en una barrera arquitectónica infranqueable para salir con su silla de ruedas".

Además, ha alertado de que las últimas obras hechas en la carretera hicieron que el agua de la lluvia "desemboque en la vivienda de esta mujer, con el consiguiente riesgo de inundación o daños causados por la humedad".

"garantizar la movilidad"

En un comunicado, Fernández ha subrayado que cabría esperar de una Administración "responsable" la ejecución "urgente" de obras para garantizar su "movilidad".

Sin embargo, esgrime que lejos de ello, lleva "años" demandando soluciones al alcalde, el popular José María López Rancaño, tanto "de viva voz como a través de varios escritos", sin que hasta ahora "haya hecho nada para solucionarlo".

"La omisión es grave si consideramos que los primeros escritos se registraron en septiembre de 2013. Incluso se presentó para mediar, infructuosamente, la Asociación para la Promoción Social e Cultural das Persoas con Discapacidade Física (Auxilia)", recoge el comunicado.

Ante esta situación, la afectada ha presentado una denuncia ante la valedora con el fin de que inste al Ayuntamiento de Abadín a cumplir con la Ley de eliminación de barreras arquitectónicas y dejen de mantenerla en una situación "comparable al arresto domiciliario".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.