Entre tanta declaración bélica tras los atentados de París del pasado viernes, reivindicados por Estado Islámico y en los que murieron asesinadas 129 personas, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha apostado por luchar contra el terrosimo yihadista desde un "enfoque integral" que no incluya la palabra guerra. "Sería un error llamar guerra a lo que está pasando", ha afirmado este jueves en un encuentro con la redacción de 20minutos.

En su lugar, prefirió hablar de "combate" a ISIS desde distintos ámbitos: cortar las vías de financiación y el suministro de armas, implicar a los países árabes, más diálogo con la comunidad musulmana, más cooperación internacional y crear una suerte de "FBI europeo". "El que se hayan planeado los atentados en Bruselas y perpretado en París ha demostrado que se necesita reforzar la cooperación de los servicios de inteligencia, y eso implica crear de una vez por todas una comunidad de inteligencia europea".

En cuanto a la respuesta que debería dar España a la petición de Francia, que ha invocado ante la UE un artículo de defensa colectiva de los tratados comunitarios que obliga a cooperar con el país agredido, Sánchez ha dicho que antes de decidir nada habría qué esperar a ver "qué es exactamente lo que pide" el país vecino. No obstante, se ha mostrado en contra de desplegar tropas en Siria y ha recordado que "ni Obama" se ha mostrado a favor, al tiempo que criticó la actitud "belicista" del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que se ha manifestado partidario de una intervención terrestre si así lo pide la OTAN bajo el amparo de la ONU.

Es importante que las medidas que se tomen no supongan un recorte de las libertades Sánchez ha revelado que en sus conversaciones con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con quien mantiene contacto permanente desde los atentados, le ha trasmitido que su criterio sobre el "papel de España" se basa en cuatro puntos: "Unidad de las democracias de la UE, actuaciones al amparo de la legalidad internacional, un enfoque integral y recuperar el peso que España ha perdido en los últimos años en los foros internacionales".

"He transmitido a Rajoy que no podemos tener una actitud pasiva en virtud de los que nos digan, sino que tenemos que estar presentes en esas conversaciones y proponer nuestra posición (...) También echo en falta un diálogo más fluido con la comunidad musulmana y hacer una drástica diferenciación entre terroristas y refugiados que precisamente huyen de ese terrorismo", ha añadido.

Asimismo, ha reivindicado el pacto antiyihadista que firmó con el PP en febrero pasado, tras el atentado contra la revista francesa Charlie Hebdo, y ha arremetido contra el líder de Podemos, Pablo Iglesias, por no querer sumarse a él: "Se sitúan fuera de la unidad de los demócratas". Ha subrayado, no obstante, que el PSOE ha "recurrido al Tribunal Constitucional" el apartado de dicho acuerdo que incluye la prisión permanente revisable. "La cadena perpetua es incostitucional. Si llego al Gobierno la eliminaré".

Sánchez ha evitado posicionarse sobre las medidas adoptadas por el Gobierno galo tras los ataques del viernes, que supondrán, entre otras cosas, mantener durante tres meses más el estado de exepción, dotar de más poderes al Ejecutivo, disolver asociaciones, efectuar registros sin orden judicial y confinar sospechosos en un domicilio asignado, donde permanecerán incomunicados. "Desconozco la legislacion francesa y el alcance de las amenazas", ha dicho, para añadir luego que "es importante que las medidas que se tomen no supongan un recorte de las libertades". "Seguro que Francia lo tendrá en cuenta", ha agregado.

"un nuevo acuerdo para Cataluña"

En materia nacional, el líder socialista se ha referido a la situación en Cataluña, de la que ha dicho que "Artur Mas es el culpable y Mariano Rajoy el responsable", y sobre la que espera que se abra "un nuevo escenario después del 20 de diciembre". Antes de esa fecha, Sánchez no cree que se "resuelva nada", en referencia al bloqueo actual existente tras la segunda negativa de la CUP a investir presidente de la Generalitat a Artur Mas. Este tiene de plazo hasta el próximo 10 de enero para logra ser investido y formar gobierno, de lo contrario, tendrá que convocar elecciones de nuevo.

Artur Mas es el culpable y Mariano Rajoy el responsable "La situación es imprevisible", ha señalado, al tiempo que ha defendido la necesidad de "forjar un nuevo acuerdo en Cataluña". Para lograrlo, Sánchez apuesta por una "reforma de la Constitución y un nuevo Estatuto de Cataluña adaptado a esa nueva Constitución". "No tenemos miedo a que los catalanes voten", afirma, pero reniega de un referéndum de autodeterminación: "Sería el fracaso de la política". "Lo que está pasando en Cataluña tiene mucho que ver con lo que está pasando con el resto de España. El malestar con los recortes y la democracia se ha materializado a través del independentismo, pero no hay que reducir el asunto a una cuestión identitaria. Los recortes tienen ideología, no identidad. En Andalucía no ha habido recortes", ha subrayado.

"El problema de Cataluña es que ha habido un gobierno conservador. En el fondo, Rajoy y Más son las dos caras de una misma moneda: tienen dificultades para ser investidos presidentes, pertenecen a partidos que están siendo investigados por financiación irregular y por casos de corrupción gravisimos; y quieren eludir detrás de la confrontación los recortes que han perpretado estos últimos años. Los dos hacen negocio electoral con la confrontación en Cataluña".

¿Pacto con Rivera o Iglesias?

En cuanto a la aritmética de los votos de cara a las elecciones generales del 20 de diciembre, el secretario general del PSOE ha dejado claro con quién preferiría pactar en caso de tener opción de formar Gobierno, pese a que se ha resistido a decir nombres: "El cambio es más izquierda, no la suma de las derechas". A buen entendedor, pocas palabras bastan. "Si suman las dos derechas", ha afirmado en referencia a PP y Ciudadanos, "entonces no habrá cambio".

Y sobre las encuestas, muchas de las cuales sitúan al partido de Rivera en el mismo nivel que los socialistas, Sánchez se ha mostrado tajante: "Hay partido, y es entre dos. Lo que han hecho Rivera e Iglesias es muy meritorio, pero están compitiendo por la medalla de bronce".