La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha eludido pronunciarse sobre las palabras de su antecesor, José Blanco, en relación al Alvia siniestrado en el compostelano barrio de Angrois y ha reiterado su "colaboración" tanto con las víctimas como con la Justicia.

En concreto, tras una reunión con víctimas del siniestro ferroviario en su despacho de eurodiputado en Bruselas, el socialista lucense aseguró a los periodistas que él se enteró "tres días después" del accidente de que la línea no contaba con ERTMS y sugirió que "lo sabría el director de seguridad de Adif".

A las víctimas, según comentó a los medios el presidente de la plataforma, Jesús Domínguez, les comentó que "el problema" residió en que el tren "se homologó en seis meses, cuando el período es otro".

Al ser preguntada al respecto por los periodistas con motivo de su visita a Pontevedra para participar en la junta directiva del PP provincial, Ana Pastor ha optado por reiterar su "colaboración" con las familias de las víctimas del accidente de Angrois "y con la Justicia". "Como hice desde el primer día, todo mi respeto y todo mi apoyo a las víctimas y a sus familias", ha resuelto.

"Es lo que hice desde el primer momento y así voy a seguir siempre", ha insistido la ministra, remitiéndose a la relación de "respeto" y "apoyo" hacia los damnificados por el accidente y a su "colaboración" con los tribunales.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.