-Candidato a la presidencia del Gobierno: Albert Rivera Díaz, presidente de Ciudadanos desde su fundación en 2006 en Barcelona. 36 años.

-Número de afiliados: Aunque lleva ya varios años implantado en Cataluña, ha querido dar el gran salto nacional. La formación de Albert Rivera cuenta con casi 24.000 afiliados, de los que casi 10.000 se han incorporado en los últimos meses. Buena parte de ellos eran votantes de UPyD y del PP, pero también del PSOE.

-Escaños en la última legislatura: En el Congreso de los Diputados, ninguno. En 2006, año de su fundación, Ciudadanos obtuvo tres diputados autonómicos, por lo que se convirtió en la sexta fuerza política de Cataluña. En 2009 revalidó esos tres escaños. En las generales de 2008 Rivera intentó dar el salto al Congreso, pero no consiguió ni un diputado nacional. En las elecciones autonómicas de Cataluña de 2012, logró triplicar su representación en el Parlamento autonómico, con nueve escaños. En los últimos comicios catalanes del pasado 27-S logró 25 escaños y actualmente se ha extendido a toda España, alcanzando representación en diversos órganos legislativos de comunidades autónomas, en el Parlamento Europeo y en varios municipios del país.

-Posición según las encuestas: La encuesta preelectoral del CIS publicada el 4 de diciembre sitúa a Ciudadanos en tercera posición y claro ascenso, muy cerca del PSOE, con entre 63 y 66 escaños y un 19% de los votos. Esto dejaría en sus manos las llaves de la gobernabilidad, ya que ninguno de los partidos que tiene por delante (PP y PSOE) obtendría la mayoría suficiente.

-Principales líneas de programa: Contrato único y complemento salarial, dejar solo dos tipos de IVA (7% y 18%), una tabla salarial nacional que elevaría el salario del presidente de 78.000 euros anuales a 300.000, igualar la baja de maternidad y paternidad, despenalizar el cannabis, regular la maternidad subrogada y la prostitución, invertir el 2,2% del PIB en infancia, suprimir el Senado, el CGPJ y las diputaciones provinciales, fusionar municipios y consagrar en la Constitución derechos sociales como la salud, la vivienda, los servicios sociales, los derechos medioambientales y de los consumidores y usuarios.

-A favor: Su discurso anticorrupción y por la regeneración del sisteman jugan a su favor. Tiene como ventaja el halo novedad y frescura de haber irrumpido en el panorama político español presentándose como opción de cambio y alternativa a los partidos tradicionales, aunque ha perdido un poco en este sentido tras una legislatura breve pero intensa, con unas arduas negociaciones y una nueva campaña electoral en la que cada error pesa. Su líder, Albert Rivera, es el segundo político mejor valorado de España, según el CIS, por detrás de Alberto Garzón (IU). Tras el pacto de invetidura que firmó con el PSOE en la pasada legislatura muchos puen ver en ellos un partido capaz de dialogar y llegar a acuerdos.

-En contra: Su pasado pacto con el PSOE puede, al mismo tiempo, ser una losa para el partido de cara a los votantes más conservadores, de los que la formación se nutrió en buena parte en las pasadas elecciones.El partido lucha por lograr los escaños suficientes para jugar un papel relevante de cara a la formación de Gobierno. También juega en su contra su inexperiencia de gobierno; C's jamás ha presidido una comunidad autónoma ni ha estado al frente de una capital de provincia.