Mikhail Kalashnikov
El ruso Mikhail Kalashnikov, diseñador del arma de asalto que lleva su nombre. GTRES

Poco antes de morir, Mijail escribió una carta a la iglesia ortodoxa. Había sido un innovador en el diseño armamentístico y su criatura, el Avtomat Kaláshnikova nacido en 1947 (de ahí el acrónimo AK-47) le había convertido en un héroe nacional. El plan del teniente soviético Kalashnikov era que su arma protegiese la frontera rusa tras la Segunda Guerra Mundial. Solo eso. Pero en manos de mafias y guerrillas ha acabado siendo el arma que más muertes ha causado en la historia. "Mi dolor espiritual es insoportable: si mi rifle quitó vidas, ¿soy culpable de esas muertes?", expresó Mijail Kalashnikov a los jefes de la iglesia rusa.

Es el arma por excelencia del comercio ilícito armamentísticoA día de hoy se han fabricado más de 100 millones de unidades de este fusil, un arma de asalto capaz de disparar 600 veces por minuto. La han utilizado desde Sadam Husein, a Osama Bin Laden. Ha servido a la mafia marsellesa para amedrentrar a sus rivales y para que los raperos de Los Ángeles paseen su violencia en las portadas de sus discos. Y especialmente ha simbolizado en el Tercer Mundo los levantamientos anticoloniales hasta el punto de que Mozambique la incluye en su bandera, e ilustra el escudo de Timor Oriental.

Sadam Husein, con un fusil AK-47 en 1998 (GTRES)El Kalashnikov ha regresado a la actualidad porque es la herramienta utilizada por el yihadismo para sus operaciones terroristas en Europa. La usaron en enero contra los dibujantes del Charlie Hebdó, en el frustado ataque en agosto al tren Thalys y el pasado viernes, en los ataques que dejaron 129 muertos en París. No el modelo inicial, el mítico AK-47. Sino otros de los 200 posteriores fabricados en la factoría de Izhevsk, a dos horas de Moscú, como el AKM, el AK-74 o el AK-107.

"No es el único rifle de asalto, pero es el más conocido y extendido en los países de África y Oriente Medio. Mucha gente de esos países conoce su funcionamiento así que es normal que los terroristas, para llevar a cabo sus ataques, formen a su gente en el uso de este fusil y no de otros", asegura Jordi Calvo, investigador y coordinador del Centre Delàs de Estudios por la Paz

Los expertos en armas coinciden además en cuatro ventajas de este fusil frente a otros: tiene un manejo sencillo; puede usarse en distancias más cortas que otras armas de asalto como el M-16 estadounidense; puede configurarse como automático o semiautomático; y es fiable a los largo de los años porque no se estropea con facilidad: un modelo fabricado en 1947 puede funcionar perfectamente hoy en día. Además, según el Small Arms Survey, se puede comprar por menos de 200 dólares en África y por menos de mil en Oriente Medio.

¿De dónde vienen las armas?

Esas armas existían ya en Europa, no las traen ahora los terroristasAlgunos representantes políticos europeos como el británico Nigel Farage, del partido ultranacionalista UKIP, se ha apresurado a culpar al Acuerdo de Schengen —que permite la libre circulación de personas y mercancías en la Unión Europea— como responsable de que entren "rifles Kalashnikovs y yihadistas". Pero lo cierto es que los rifles no entran desde el exterior. Están en Europa desde hace años.

"El contrabando de armas ha existido siempre, con independencia del Tratado de Schengen", apunta Jordi Calvo. "No hay un canal único de entrada que pueda achacarse a los flujos migratorios, esas armas existían en Europa, no entran con ellas ahora", comenta el investigador del Centre Delàs sobre el argumento de Farage.

Los expertos y estudios consultados por 20minutos apuntan a una misma dirección para explicar que los kalashnikov, en palabras de Jordi Calvo, sea "el producto por excelencia del tráfico internacional de armas". El kalashnikov se hizo un arma global. Un icono de la lucha. En sus mejores años, la fábrica de Izhevsk llegó a fabricar 600.000 unidades al año para dotar a su Ejército, al resto de países comunistas y a los países colonizados cuyas guerrillas buscaban la independencias con la rebelión armada.

Cuando el telón de acero cayó, explotó el polvorín de los Balcanes, una guerra donde el kalashnikov fue la estrella en la lucha por los territorios en conflicto. Terminado la guerra balcánica y finiquitado el comunismo, vinieron las estrecheces para los ciudadanos del Este europeo. "Empezaron a ponerse entonces en el mercado muchas unidades de Kalashnikovs para conseguir dinero", comenta Calvo. Entre ellos, coleccionistas y personas con acceso a armas, excombatientes balcánicos y soviéticos, que decidieron dedicarse al tráfico de material bélico.

Bruselas quiere poner coto a estos fusiles de asalto

El problema para los comerciantes de armas es que los kalashnikovs son considerados herramientas de guerra y en muchos países está prohibida su venta al público. Así que el kalashnikov, tan fácil de usar, tan duradero, tan barato, empezó a ser codiciado por las mafias del este y del sur de Europa.

Según los datos del Observatorio Francés de Delincuencia, el contrabando de armas de fuego en el país galo se ha incrementado en dobles dígitos en los ultimos años. A principios de este año, narcotraficantes encapuchados dispararon una ráfagas con kalashnikovs a una comitiva policial en Marsella (Francia) el día que visitaba la ciudad el primer ministro Manuel Valls. Y el trasiego por Europa de este material es constante. Alemania detuvo a principios de noviembre a un ciudadano de Montenegro —país de la ex Yugoslavia— que transportaba un arsenal con ocho Kalashnikovs en el maletero.

Imagen de las dos personas que han atacado el semanario francés 'Charlie Hebdo'.  Ver más en: https://www.20minutos.es/fotos/imagen/ataque-a-charlie-hebdo-204897/???#xtor=AD-15&xts=467263

La Comisión Europea adoptó este martes dos medidas para intentar poner coto a la venta de estos fusiles. Por un lado, reclasificará el kalashnikov para que figure como un "arma militar" y no con un fusil semiautomático (que dispara una bala cada vez que se aprieta el gatillo) que permite su adquisición por cualquier personas con una licencia de caza. Y por otro, controlar más su venta e inutilizar las detectadas como ilegales para que no puedan ser reutilizadas.

"Esos rifles no se venden en las tiendas"

"Cualquier ciudadano con licencia de armas puede comprar un rifle semiautomático de pequeño calibre para uso deportivo", confirman fuentes de la Guardia Civil a este medio. Según fuentes del sector, un Kalashnikov salido de fábrica para uso civil, de 5,5mm, se puede comprar de segunda mano por unos 1.600 euros. Pero el AK-47 automático de 7,62mm, como el usado en los atentados de Francia, sí está prohibido. El art.6 del Real Decreto 137/1993 que aprueba el Reglamento de Armas lo considera un "arma de guerra" y está "prohibida su adquisición, tenencia y uso por particulares".

Pero esto no es un freno para las mafias. Según denuncia el sindicato policial francés UNSA, en Europa "el mercado negro de armas se ha inundado de armas procedente del este europeo". Los AK-47 automáticos, los prohibidos por la legislación, se pueden comprar en este mercado según este sindicato por apenas 1.000 euros. Un poco más, si el arma requiere un desbloqueo para reconfigurarla como automática.

¿Acaso creen que las armas que utilizaron en país las han comprado en una armería?Lo que intenta ahora Bruselas es que todo rifle de asalto sea calificado como "arma militar", aunque sean semiautomáticos. Y eso enfada al sector armero. "Me he puesto enfermo al leer lo que quiere hacer la Comisión Europea. ¿Acaso creen que las armas que utilizaron en país las han comprado en una armería?", se pregunta Jordi Canales, de la empresa Nidec Defense Group que suministra desde hace 15 años material de defensa a las fuerzas de seguridad. "Esos rifles vienen del mercado negro y de las mafias del este, no se venden en las tiendas".

Kalashnikov falleció en 2013 sin cumplir su sueño de ser "diseñador de maquinaria agrícola". Dejó el mundo con 94 años con esa duda existencial por las muertes que dejó su invento. Pero su país siempre le admiró. "Este fusil es el símbolo del genio creativo de nuestro pueblos", llegó a decir Vladimir Putin en una acto de homenaje a este arma de asalto. El viejo Mijáil siempre lo dijo: "Son los políticos los que deben ser culpados por recurrir a la violencia".