CEAR: "Lo mejor para garantizar la seguridad en Europa es no dar la espalda a los refugiados"

  • Los atentados del pasado viernes en París han intensificado las voces de aquellos que exigen que la UE ponga fin a la acogida de refugiados.
  • Asociaciones como CEAR y Oxfam Intermón piden que no se vincule a estos migrantes con los actos terroristas.
  • Reclaman "vías legales y seguras" que, entre otras cuestiones, restringiría el negocio de las mafias, consideradas "fuente de financiación de DAESH".
  • El comienzo de una nueva vida en Bilbao de tres eritreos.
Varios refugiados hacen cola para recibir alimentos en el centro de recepción de Moria, en la isla griega de Lesbos.
Varios refugiados hacen cola para recibir alimentos en el centro de recepción de Moria, en la isla griega de Lesbos.
Orestis Panagiotou / EFE

Los atentados del pasado viernes en París, en los que murieron 129 personas, han intensificado las voces de aquellos que exigen que la Unión Europea ponga fin a la acogida de ciudadanos procedentes de países como Siria. Es el caso de la líder del ultraderechista Frente Nacional, Marine Le Pen, quien lo vendía este lunes como una medida de "precaución" para impedir la infiltración de posibles terroristas. Para contrarrestar estos mensajes, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) y Oxfam Intermón reclaman responsabilidad a los líderes políticos y sociales y una respuesta ante esta situación que respete los Derechos Humanos.

"Fomentar actitudes racistas y xenófobas es muy fácil en un contexto como el actual", ha lamentado Estrella Galán, secretaria general de CEAR, después de defender que "lo mejor para garantizar la seguridad de Europa es no dar la espalda a los refugiados". Esta organización viene reclamando desde hace tiempo la implantación de "vías legales y seguras" consistentes en garantizar la identificación de quienes llegan a las puertas del continente buscando un futuro mejor. De esa manera se evitarían esos posibles espacios por los que algunos temen que puedan colarse yihadistas, algo que "no se está produciendo", y se restringiría el negocio de las mafias que trafican con refugiados, consideradas "fuente de financiación de DAESH".

La responsable de la comisión ha hecho estas declaraciones en el marco de una mesa redonda celebrada este martes bajo el título La situación de los refugiados: propuestas para el invierno, en la que también ha participado Oxfam Intermón. Allí, Galán ha tildado de "inaceptables" las medidas de algunos países para "restringir el acceso" de estas personas. "Estados que llevan meses regateando en este asunto han encontrado la excusa perfecta, más que un motivo real, para obstaculizar el proceso", ha denunciado.

"Vincular a los refugiados con actos terroristas es injusto, irreal, condenable e irresponsable. Ellos también son víctimas", ha continuado y a este respecto ha aportado que el 82% de esos ataques "son perpetrados en países árabes, como Afganistán, Líbano, Nigeria o Yemen". Tras condenar los hechos del pasado viernes en la capital francesa, la secretaria general de CEAR ha pedido que no se permita que haya "muertos de primera y muertos de segunda en función del lugar en el que se cometan los atentados". "Mientras el foco se pone en la intervención en Siria, no hemos oído propuestas de embargar las armas a ese país, ni reflexiones sobre el hecho de que jóvenes formados en Francia o Bélgica acaben lanzándose al terrorismo más cruel, ni una sola mención al impacto que tiene la pobreza", ha criticado.

300 antes de final de año

A la espera de lo que pueda suceder y de las decisiones que se adopten en las cumbres europeas que se celebrarán estos días, Galán confía en que "la sociedad no se deje manipular por los mensajes xenófobos y mantenga la solidaridad firme".

Ella cree igualmente que el programa de reubicación se mantendrá. Así prevé que, tras los 12 refugiados que aterrizaron hace diez días en el aeropuerto de Barajas, lleguen otros dos grupos más numerosos en el próximo mes y medio, con lo que España haya acogido a cerca de 300 personas antes de que acabe el año.

Sí considera sin embargo que la posibilidad de movimiento dentro de Europa de estos migrantes se verá dificultada tras lo ocurrido en la capital francesa. Una vía para paliar ese problema sería implantar un sistema común de asilo: "Los refugiados quieren las mayores garantías posibles. Si toda la Unión Europea tuviese el mismo sistema les bastaría con estar en una zona segura. No estarían deseando cambiar de país".

En lo que va de 2015, España ha recibido 10.000 solicitudes de asilo, de las que más de 7.000 corresponden a ciudadanos sirios. La coordinadora de Servicios Jurídicos de CEAR, Paloma Favieres, ha recordado que la cifra anual puede llegar a 12.000, el doble que la registrada en 2014, a lo que ha añadido que el Ejecutivo tiene pendientes de resolución cerca de 12.000 expedientes. "Siria ha retrasado los de otras nacionalidades. El Gobierno ha anunciado un aumento importante en el número de instructores. Esperamos que eso le dé un impulso al proceso de aquí a fin de año", ha comentado.

"Responsabilidad histórica"

"CEAR y Oxfam Intermón no consideramos que haya una crisis de refugiados. Hay un problema en la capacidad de gestión política", ha resaltado Jaime Atienza, responsable del Departamento de Campañas y Ciudadanía de Oxfam Intermón.

Atienza ha abogado por "evitar cualquier criminalización" y ha agregado que "Europa tiene una responsabilidad histórica en ayudar a los refugiados". Esta crisis es "un gran problema que afecta a la humanidad", con 60 millones de personas actualmente en situación de refugio o buscándolo, de las que Europa apenas recibe un millón. La mayoría se encuentran en países que hacen frontera con aquellos que sufren un conflicto, como Siria o Eritrea.

Estas organizaciones demandan a los Estados que cumplan con su obligación de acoger a quienes solicitan asilo pero también que cumplan con sus obligaciones en la ayuda al desarrollo. No solo las guerras provocan que la gente tenga que huir de sus casas. El éxodo también viene motivado por "las situaciones graves de pobreza, la falta de acceso a la educación y la sanidad, o las consecuencias del cambio climático, como las sequías".

Pese a que la atención mediática que se le presta a esta crisis parece haber perdido intensidad, estas ONG recuerdan que el drama continúa y se recrudece ahora que ha llegado el invierno. "La situación se agrava por las condiciones meteorológicas y porque el goteo sigue", ha relatado Pablo Tosco, fotoperiodista de Oxfam Intermón y recién llegado de un centro de refugiados de Serbia. No baja de 5.000 el número de personas que diariamente intentan alcanzar Europa con el objetivo de empezar una nueva vida.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento