Detenidas 23 personas e incautadas 31 armas en las redadas realizadas en Francia

Los agentes de policía detienen a un hombre en la escena de una situación de rehenes en la sala Bataclan en París.
Los agentes de policía detienen a un hombre en la escena de una situación de rehenes en la sala Bataclan en París.
EFE

Un total de 23 personas han sido detenidas en las redadas que las fuerzas de seguridad de Francia han realizado en las últimas horas en diferentes puntos del país. En ellas han sido incautadas además 31 armas, cuatro "de guerra", según ha informado el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve.

Múltiples operaciones antiterroristas, algunas relacionadas con los atentados del pasado viernes en París, se han llevado a cabo este domingo por la noche y continuaban de madrugada.  Las operaciones se han desarrollado en 19 del centenar de departamentos que hay en el país y se han hecho al amparo del estado de emergencia declarado tras los atentados, el cual facilita los registros domiciliarios.

El primer ministro galo, Manuel Valls, aseguró a primera hora que se habían realizado más de 150 registros, cifra que Cazeneuve ha subido a 168 desde el viernes, con 104 arrestos domiciliarios. Estas operaciones "permiten acelerar las investigaciones sobre los objetivos radicalizados y alimentar las informaciones que se poseen".

Cazeneuve, que no precisó si los registros y arrestos tenían que ver con los atentados que provocaron al menos 129 muertos, ha afirmado que hay "vínculos" entre las bandas de delincuentes y los grupos terroristas. El ministro ha citado como ejemplo un registro de un domicilio del departamento del Ródano, con capital en Lyon, relacionado con el tráfico de armas y que reveló lazos con el movimiento yihadista radical. En la vivienda del sospechoso se encontraron numerosas armas, así como en la de sus padres, donde también se halló un lanzagranadas.

El titular del Interior ha explicado que el operativo puesto en marcha por el Gobierno para luchar contra el terrorismo ha permitido evitar desde la pasada primavera seis atentados, así como la expulsión de 34 presuntos yihadistas o imanes que predican el odio.

Francia ha rechazado además la entrada de 62 individuos por considerar que amenazan su seguridad, mientras que se han evitado 203 proyectos de salida al extranjero. A seis personas se les ha retirado la nacionalidad en virtud de una ley aprobada por el Ejecutivo y se han bloqueado 87 páginas de Internet que hacían apología de la violencia.

Cazeneuve ha indicado que prosiguen los expedientes de disolución de asociaciones culturales que esconden fines violentos y la búsqueda de mezquitas en las que se predica la violencia, cuyo cierre será decretado por el Gobierno en los próximos días.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento