Varios miles de personas respondieron el domingo al llamamiento de arzobispo de Pamplona, Fernando Sebastián, para manifestarse contra la "blasfemia" representada durante los pasados sanfermines en una pancarta donde se podía ver a Jesucristo haciendo el saludo fascista.

Tras una concentración frente a la sede del Arzobispado, el propio Fernando Sebastián, acompañado por un centenar de sacerdotes, y seguido por cientos de fieles, tomó rumbo a la Catedral. El arzobispo hizo este trayecto descalzo y precedido por el gran Cristo Alzado, uno de los pasos de la Semana Santa que representa el momento de la crucifixión. Una vez llegados al principal templo de Pamplona, monseñor Sebastián presidió una misa en cuya homilía que volvió a arremeter contra la pancarta de la sociedad Muthiko Alaiak (Muchachos Alegres, en euskera).

Portavoces de la pena reiteraron que el dibujo satírico no iba dirido contra la religión
Portavoces de esta peña sanferminera y el propio autor de la pancarta han reiterado en varias ocasiones que este dibujo satírico no iba dirido contra la religión sino contra unas declaraciones de Fernando Sebastián en las que se vinculaba la defensa de los valores cristianos con determinados partidos ultraderechistas, citando expresamente a Falange Española.

Durante su discurso en la Catedral, el arzobispo de Pamplona y Tudela pidió que se replanteara el sentido de estas fiestas sanfermineras, una vez comprobado que en las mismas no existen mecanismos para defender los agravios sufridos por la fe cristiana y por la propia figura de Dios.

Aunque Fernando Sebastián dijo que él no había pretendido con su campaña contra el Muthiko Alaiak imponer nada por la fuerza ni obtener una situación de privilegio para la Iglesia Católica, antes de que comenzaran las fiestas de San Fermín hizo un llamamiento público para que se tomaran medidas legales contra el Muthiko Alaiak y se consiguiera, así, que la polémica pancarta no saliera a la calle.

La pancarta irreverente del Muthiko Aliak fue denunciada ante la Fiscalía General del Estado
Antes de comenzar las fiestas de San Fermín, la pancarta irreverente del Muthiko Aliak fue denunciada ante la Fiscalía General del Estado y tanto el Ayuntamiento de la ciudad como el propio Arzobispado presionaron ante la Junta Directiva de esa sociedad pamplonesa para que modificara la polémica caricatura. Durante una asamblea de socios, los miembros del Muthiko Aliak decidieron mantener el dibujo tal y como había sido realizado originariamente.

El presidente de la Junta Directiva del Muthiko Alaiak ha asegurado que, pese a la presión ambiental, no se han registrado durante las fiestas que acaban de terminar incidentes destacables durante los recorridos diarios que es costumbre realizar con la pancarta y acompañados de la correspondiente charanga por las calles de Pamplona.

Fernando Sebastián está considerado dentro de la Conferencia Episcopal Española una persona próxima al "sector duro" liderado por Rouco Varela, con quien colaboró estando al frente de la Universidad Pontificia de Salamanca. De hecho, mientras Rouco Varela presidió la Conferencia Episcopal, ocupó los cargos de secretario y vecepresidente de la misma. Considerado un obispo poco diplomático, también salió su nombre a la palestra cuando se quedó al margen de la carta pastoral Preparando la paz, firmada por los obispos de Bilbao, San Sebastián y Vitoria.