El comité de la base de Morón expone a Maeztu su "indefensión" ante la "inmunidad" de Estados Unidos

El comité de empresa de Vectrus, la sociedad gestora de los servicios civiles de la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla) para las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos en Europa, ha expuesto al Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, la "indefensión" que sufren los trabajadores ante dicho país, dada la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que no sólo avala el expediente de regulación de empleo (ERE) acometido en 2014 sobre la plantilla española de la base, sino que además declara la "inmunidad" de Estados Unidos en conflictos laborales como este.

El comité de empresa de Vectrus, la sociedad gestora de los servicios civiles de la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla) para las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos en Europa, ha expuesto al Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, la "indefensión" que sufren los trabajadores ante dicho país, dada la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que no sólo avala el expediente de regulación de empleo (ERE) acometido en 2014 sobre la plantilla española de la base, sino que además declara la "inmunidad" de Estados Unidos en conflictos laborales como este.

Javier Domínguez, portavoz del comité de empresa, ha manifestado a Europa Press que durante la reunión, celebrada este pasado martes, los representantes de los trabajadores han expuesto a Jesús Maeztu y sus asesores los pormenores del prolongado conflicto que sufre la plantilla española de la base de Morón, que desde 2010 ha sufrido 240 despidos a manos de Vinnell-Brown & Root Spain, la anterior contratista de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos en Europa para la gestión de los servicios de mantenimiento de la base.

Especialmente, el comité de empresa ha informado a Maeztu de la reciente sentencia de la sala de lo Social del TSJA que avala el ERE de 2014, saldado con 55 despidos, e incluso reconoce la "inmunidad" de Estados Unidos y sus Fuerzas Armadas ante conflictos laborales como el que atraviesa desde hace años la plantilla de la base de Morón.

Maeztu, según el comité de empresa, se ha "interesado" por el asunto y ha pedido a los representantes de la plantilla tanto las sentencias relacionadas con el conflicto, como "toda la información legal", al objeto de estudiarlo.

La base de morón

Mediante la última enmienda al convenio de cooperación de 1988 entre España y Estados Unidos, el contingente estadounidense radicado en la base de Morón pasa de los aproximadamente 850 infantes de marina y 17 aeronaves que acogía la base mediante prórrogas anuales, a un despliegue permanente de 2.200 militares, 500 civiles y 21 aeronaves. Además, la enmienda aumenta hasta los 800 efectivos y 14 aeronaves el límite para despliegues temporales, de modo que la base sevillana podrá acoger hasta 3.000 militares estadounidenses en momentos puntuales.

Este notable incremento de la presencia militar estadounidense llega después de que entre 2010 y 2014, Vinnell-Brown & Root Spain (VBR), como anterior concesionaria del contrato de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos en Europa para la gestión de los servicios civiles de la base de Morón, acometiese 240 despidos entre los trabajadores españoles del recinto militar, desencadenando el conocido conflicto laboral.

Dada esta situación, el comité de empresa de la base de Morón reclama que la transformación de la base en sede permanente de las fuerzas militares estadounidenses de intervención en África y la ampliación del contingente americano traigan consigo la readmisión de los trabajadores despedidos y la equiparación de las condiciones de la plantilla con las de los trabajadores de Rota (Cádiz) y del resto de bases estadounidenses en Europa, lo que implica su transformación en "personal laboral local".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento