El PSOE de Almería ha recurrido al Parlamento de Andalucía para conseguir que el Gobierno central rebaje el precio del agua desalada para los regantes de Almería y acabe, de este modo, con "la discriminación que están sufriendo con respecto a los regantes de Murcia, que sí se están beneficiando de una bonificación en el precio del agua desalada que consumen, gracias a un decreto firmado por el Ejecutivo de Rajoy".

En una nota, el PSOE ha informado de que los cinco diputados autonómicos del PSOE de Almería han registrado una Proposición No de Ley con la que pretenden que el Parlamento de Andalucía inste al Gobierno de España a que "de forma urgente adopte medidas que permitan el abaratamiento del precio del agua producida en las plantas desalinizadoras existentes en el litoral de la provincia de Almería".

Para ello, han pedido al Gobierno que apruebe un precio rebajado de 0,30 euros por metro cúbico, como el que se aplica al agua producida en la desaladora de Torrevieja, en Alicante, o bien que conceda una ayuda directa de 0,10 euros por metro cúbico de agua, similar a la que ha otorgado a los usuarios del agua de la desaladora de Valdelentisco, en Murcia.

En la exposición de motivos, los parlamentarios socialistas han recordado que "debido al desarrollo económico experimentado por la provincia de Almería en los últimos años, se ha producido un importante incremento de las necesidades agrícolas y urbanas, que no se ven cubiertas con el agua disponible".

En este sentido, el texto ha añadido que "la mayoría de los acuíferos subterráneos, que son la principal fuente de agua en la actualidad, sufren sobreexplotación y cada vez presentan mayores problemas de salinización y contaminación".

"En otras palabras, el problema de falta de agua que tenemos en Almería no es coyuntural, sino estructural", ha apuntado el parlamentario José María Martín, quien ha señalado que "debe ser el Gobierno central el que, como titular de las desaladoras, apruebe una rebaja del precio del agua desalada para Almería, aplicando una excepción al principio de recuperación de costos que tenga en cuenta las consecuencias sociales, ambientales y económicas de cada territorio, como le permite hacer el texto refundido de la Ley de Aguas".

Por otra parte, conscientes de que esa posible bonificación del agua "no resolvería el problema de manera permanente", los parlamentarios del PSOE de Almería también han incidido en la necesidad de que "se trabaje para abaratar, no ya el precio que pagan los regantes, sino el coste de producir agua desalada".

Para ello, la iniciativa ha instado al Gobierno central a que modifique los Presupuestos Generales del Estado para 2016 "al objeto de destinar una partida específica para la instalación de plantas fotovoltaicas" en las desaladoras de Almería que permitan reducir el coste de la desalación.

Consulta aquí más noticias de Almería.