Un total de 395 ciudadanos extranjeros de los más de 1.600 migrantes indocumentados que han accedido a Ceuta durante lo que va de año ha formalizado solicitudes de protección internacional, aunque ninguna de las peticiones se ha presentado en la oficina abierta específicamente a tal efecto en la frontera del Tarajal el pasado mes de marzo.

La inmensa mayoría de las solicitudes recibidas han sido formuladas por ciudadanos de origen argelino, un total de 376. Una decena de cameruneses han pedido también medidas especiales en España. El listado completo incluye a tres paquistaníes, dos nigerianos, dos sirios, un guineano y un gambiano, según la información proporcionada por fuentes de la Delegación del Gobierno a Europa Press.

Durante todo el año pasado, 5.947 personas solicitaron protección internacional en España (392 en la ciudad autónoma), frente a las 4.502 de 2013 (321 en Ceuta) lo que supuso un incremento del 32 por ciento.

En 2014, los siete principales países de origen de las personas que solicitaron asilo en España fueron Siria (1.679), Ucrania (946), Malí (620), Argelia (309), Palestina (209), Nigeria (161) y Pakistán (144).

Un total de 1.585 personas obtuvieron protección internacional. En concreto, 384 obtuvieron el estatuto de refugiado —el 10,6 por ciento del total—, 122 de ellas originarias de Siria; 1.199 personas recibieron la protección subsidiaria —el 33,2 por ciento del total—; y solo dos argelinos lograron la autorización de permanencia por razones humanitarias.

La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) lleva años alertando de que muchos migrantes renuncian a pedir asilo o refugio en Ceuta debido a la demora que acumula la tramitación de los expedientes, lo que les obliga a permanecer más tiempo en la ciudad autónoma antes de poder cruzar el Estrecho de Gibraltar en dirección al resto de España o de Europa.

Consulta aquí más noticias de Ceuta.