La Guardia Civil ha iniciado una investigación para esclarecer la muerte de una mujer de 28 años ocurrido en un cortijo en Baena (Córdoba), que falleció después de que supuestamente le disparara su expareja, de 51 años, que posteriormente se suicidó.

Según las fuentes, el varón habría disparado a la víctima con una escopeta y después se habría suicidado La mujer no había presentado ninguna denuncia previa, según ha informado el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz.

Los dos cuerpos sin vida fueron encontrados en la tarde noche de este sábado en el municipio cordobés, después de que unos familiares los descubrieran en el cortijo en el que vivían. Según las fuentes, el varón habría disparado a la víctima con una escopeta y después se habría suicidado.

"Todo indica que se trata de un nuevo caso de violencia de género a la espera de que concluya la investigación en curso y lo confirme la Dirección General para la Violencia de Género del Ministerio de Sanidad", según la Delegación del Gobierno en Andalucía.

Dado que en este nuevo crimen no constaban denuncias previas, Sanz ha reiterado su llamamiento para que "la responsabilidad de denunciar sea asumida por toda la sociedad y no recaiga sólo sobre las víctimas".

"El Gobierno no va a cejar en la lucha contra el machismo y la violencia de género y seguirá impulsando todas las medidas a su alcance para proteger a las víctimas y perseguir a los maltratadores", ha indicado Sanz.

Para ello, ha asegurado que se avanzará en la prevención y en coordinación entre administraciones, "porque la lucha contra esta lacra debe implicar a toda la sociedad".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.