El Fiscal solicita una pena de 55 años y seis meses de prisión y más de 435.000 euros de multa para ocho personas acusadas de un delito contra la salud pública por trapichear con drogas, principalmente speed y cocaína.

Según el escrito del Fiscal, al que ha tenido acceso Europa Press, dos de los acusados, hermanos, se dedicaban a la venta a terceros de sustancias estupefacientes tras la compra de grandes cantidades. Durante la investigación policial, los agentes comprobaron cómo concertaban ciertos pases de droga por teléfono.

Entre ellos, el 28 de mayo de 2014, previo concierto telefónico, uno de los hermanos quedó con otros de los acusados en la localidad riojana de El Villar de Arnedo para concertar un pase. Una vez allí, y tras dar varias vueltas de reconocimiento por el pueblo con uno de los vehículos para detectar posible presencia policial, llegaron al citado lugar donde durante unos instantes acordaron entre todos cómo realizar la transacción.

Tras el reparto de tareas, los acusados en dos coches, viajaron dirección a Viana y en uno de los vehículos se escondió la sustancia en el interior del motor.

Durante el camino, y activado el dispositivo de control por agentes del GAR, se dejó pasar el primer vehículo parando al segundo realizando un registro superficial del coche. En ese reconocimiento, no se detectó la droga dado que no se realizó un control del compartimento del motor.

Tras este hecho, el procesado al que había parado la Policía llamó por teléfono a los ocupantes del otro vehículo recriminándoles que no le hubieran avisado de la presencia policial. Una vez en Viana, guardaron la sustancia, dos kilos de speed, en una casa y posteriormente la repartieron entre compradores y otros distribuidores. En otras conversaciones se pudo comprobar cómo los acusados quedaron con otros compradores para entregarles las sustancias.

En uno de ellos, cuando se dirigían a Villafranca, agentes del GAR interceptaron una bolsa en el interior del capó de un vehículo con 483,47 gramos de anfetamina. El valor en su venta por gramos ascendía a más de 13.000 euros.

Posteriormente, el día 3 de junio, se realizaron registros en los domicilios de los acusados, principalmente en Viana y en una lonja bajera en El Villar de Arnedo.

Para el Fiscal estos hechos son constitutivos de un delito contra la salud pública en su modalidad de sustancias que causan grave daño a la salud -agravado por la notoria cuantía- de los que son acusados cinco personas. Por su parte, los otros tres están acusados de un delito contra la salud pública. Para los cinco acusados del primer delito, el Fiscal pide para cada uno de ellos una pena de nueve años de prisión y multas que van desde los 26.000 euros (para uno de ellos) a los 100.000 euros (para el resto).

Por su parte, para los otros tres procesados impone penas de entre los dos años y seis meses de prisión y los cuatro años y multa entre los 7.000 y 600 euros.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.