La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha puesto en marcha una nueva convocatoria para participar en la red de voluntariado submarino Posimed Andalucía, promovida para mejorar el conocimiento de las praderas de Posidonia oceánica en el Mediterráneo andaluz.

En un comunicado, la Junta ha informado de que esta iniciativa, que se desarrolla a través del Programa de Voluntariado Ambiental, se enmarca dentro del proyecto 'LIFE+BlueNatura', para conservar los sumideros de carbono azul en Andalucía procedente de los ecosistemas marinos, como estrategia para la mitigación del cambio climático.

Este proyecto incluye asimismo dos campañas de seguimiento —otoño de 2015 y 2016— para, entre otros objetivos, aportar datos para la caracterización y cuantificación de estos sumideros de CO2.

Las inmersiones de los submarinistas se realizarán hasta el día 29 de noviembre durante todos los fines de semana o días festivos para facilitar la participación en esta actividad. La metodología que utilizan está estandarizada y coordinada con la que realizan los técnicos del Programa de Gestión del Medio Marino de la Junta y los responsables de otras redes de seguimiento.

Los interesados, que tendrán que presentar su solicitud por vía electrónica deberán poseer una titulación de buceo recreativo y experiencia previa. Desde 2009 han participado en el programa Posimed-Andalucía más de 300 submarinistas y se ha conformado una red de más de 500 personas interesadas en participar en esta iniciativa.

Esta red está actualmente formada por 35 estaciones de seguimiento repartidas en las provincias de Málaga, Granada, y Almería. Dentro de esta red los voluntarios ambientales colaboran en el seguimiento de 17 de ellas.

Posidonia oceánica es una planta marina que sólo existe en el mar Mediterráneo y que juega un papel fundamental en la calidad ambiental de sus costas, en el mantenimiento de los recursos pesqueros y en el secuestro de CO2 a largo plazo. Esta especie se caracteriza por ser muy longeva y crecer muy despacio, formando praderas milenarias, razón por la cual tardan también siglos en recuperarse una vez perdidas.

En las últimas décadas, las praderas de posidonia han retrocedido a un ritmo que duplica la pérdida de las selvas amazónicas. Las praderas marinas andaluzas no son una excepción a esta tendencia, por lo que la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio puso en marcha el proyecto 'LIFE+Posidonia Andalucía' para su conservación.

El proyecto 'LIFE BlueNatura', con un presupuesto total de más de 2,5 millones de euros cofinanciados en un 60 por ciento por la Comisión Europea, se desarrollará hasta diciembre de 2019. La Consejería coordinará las acciones en colaboración con cuatro socios —Agencia de Medio Ambiente y Agua, Centro de Estudios Avanzados de Blanes del CSIC, Centro de Cooperación del Mediterráneo de la UICN, Asociación Hombre y Territorio— y Cepsa como entidad cofinanciadora.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.