La Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería (Hostecor) ha reemplazado a su anterior presidente, Antonio Palacios, de la representación que ostentaba en la Confederación de Empresarios de Córdoba (CECO), y ha advertido de "la ausencia de capacidad" para ejercer la representación de Hostecor de su secretario general hasta hace unos días, Antonio Álvarez, en diversos órganos oficiales en los que está en nombre de la patronal.

Así lo han informado a Europa Press Fuentes de Hostecor, señalando que esta decisión es consecuencia de la renovación de los cuatro nuevos representantes de la hostelería en la asamblea general de CECO, para la que han sido designados los vicepresidentes Isabel Rosales y Rafael Gavilán, el secretario general, Enrique Merino, y el socio Rafael San Miguel.

Estas designaciones suponen el relevo de Antonio Palacios, María Dolores Jiménez, Miguel Cabezas y Rafael Carrillo en las vocalías que ostentaban hasta ahora en CECO en representación de Hostecor.

La nueva junta directiva de la patronal de la hostelería cordobesa, designada tras la elección el pasado 19 de octubre de Fran de la Torre como presidente, ha comunicado también a CECO que "ninguna representación que hubiese con anterioridad en otros órganos tiene en la actualidad legitimidad ni capacidad para actuar en nombre de Hostecor".

En la práctica, esto conlleva que los nombramientos realizados directamente por CECO en diversos órganos institucionales, pero con personas que pertenecen a Hostecor, no son reconocidos por la asociación hostelera.

Las mismas fuentes de Hostecor han precisado que el principal caso se da en la persona de Antonio Palacios, que es miembro del comité ejecutivo de CECO y presidente del Consorcio de Turismo de Córdoba, "ambos por designación unilateral del presidente de CECO, Luis Carreto", y no por la entidad de la que era máximo dirigente.

Entienden en Hostecor que la presencia en el Consorcio de Turismo es "especialmente delicada", al tratarse de un organismo formado por el Ayuntamiento de Córdoba, la Cámara de Comercio y la propia CECO, presidido en la actualidad por el anterior presidente de los hosteleros, que apoyó a María Dolores Jiménez, la candidata contraria al elegido como presidente en el pasado proceso electoral.

Sin embargo, el gobierno municipal de PSOE e IU ya ha anunciado su disolución, tras un informe conjunto de la Secretaría General y de la Intervención Municipal que ponía en duda su viabilidad económica y pedía la separación del Ayuntamiento de este ente, que será sustituido por nuevo organismo municipal que aúne la gestión turística en la ciudad, probablemente un instituto público.

De igual forman, según han recordado las mismas fuentes de la patronal hostelera, el anterior secretario general de Hostecor, sustituido por Enrique Merino en la primera reunión de la nueva junta directiva, "también se encuentra en varios importantes órganos institucionales a través de Luis Carreto y no por designación" de Hostecor.

Antonio Álvarez es miembro, entre otros, del Consejo Social de la Universidad de Córdoba y del Consejo Social de la Ciudad de Córdoba, aunque representando a CECO y no a la entidad de la que era secretario general, presencia que ahora Hostecor no asume como propia, lo que abre un espacio de "seria discrepancia" entre la patronal cordobesa y una de las organizaciones más importantes que la forman.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.