Cisjordania
Un fiel pasa delante de las tropas israelíes para participar en el viernes de oraciones en la ciudad cisjordana de Hebrón, Palestina. EFE

Dos palestinos han muerto este domingo en dos incidentes registrados en Cisjordania, un atropello supuestamente intencionado y un apuñalamiento, en los que cinco israelíes resultaron heridos.

Un palestino murió por los disparos de un Guardia de Fronteras israelí tras atropellar a varios israelíes en el cruce de Tapuaj, en el norte de Cisjordania y cerca de la ciudad palestina de Nablus.

Desde el 1 de octubre, 75 palestinos y 10 israelíes han muerto en la ola de violencia en Israel y Palestina En el suceso resultaron heridos cuatro israelíes: dos jóvenes en la veintena que se encuentran en estado grave pero conscientes, un hombre que fue herido de bala en una pierna y una mujer también en la veintena que fue herida leve, según el servicio de emergencias Maguen David Adom (MDA, Estrella de David Roja).

La mujer está embarazada, de acuerdo con la versión digital del diario Yediot Aharonot, que asegura que el supuesto atacante fue identificado como Suleiman Shaheen, de 22 años y residente en Ramala.

Horas después, una mujer palestina fue abatida por un guardia israelí a la entrada de la colonia judía ultraortodoxa de Beitar Ilit, unos diez kilómetros al sur de Jerusalén, en el bloque de colonias de Gush Etzion.

"Una palestina armada con un cuchillo apuñaló a un guardia de seguridad en Beitar Ilit. El guardia herido respondió a la amenaza inmediata y disparó a la atacante", informó un comunicado del Ejército israelí. La portavoz policial, Luba Samri, añadió que la atacante "fue neutralizada y muerta", mientras que precisó que el israelí resultó herido leve.

Según MDA, el guardia es un varón en la veintena, que fue trasladado a un hospital en Jerusalén y presenta heridas moderadas de arma blanca en la parte superior de su cuerpo.

En un tercer incidente este domingo, un hombre israelí resultó herido tras ser apuñalado por un atacante que se dio a la fuga en las proximidades de Qalqilia, en Cisjordania, informó la Policía en un comunicado. "Los primeros informes indican que el hombre fue atacado y apuñalado en Nabi Ylas", cerca de la ciudad cisjordana de Qalqilia, explica otro comunicado del Ejército israelí en el que se describe que el herido, que presentaba lesiones de cuchillo, buscó auxilio en los soldados apostados en el puesto de control de Eliyahu.

Durante el fin de semana otros tres israelíes resultaron heridos en dos ataques con disparos en Cisjordania, uno de ellos en el cruce de Beit Anun, cerca del asentamiento israelí de Kiryat Arba, adyacente a la ciudad palestina de Hebrón, y el otro en el interior de esa urbe, a las afueras de la Tumba de los Patriarcas o Mezquita de Ibrahim. El herido en este último es un soldado y se encuentra en estado muy grave.

Por otro lado, un agente de la Guardia de Fronteras israelí murió este domingo a causa de las heridas sufridas en un atropello ocurrido el pasado miércoles cerca de la ciudad cisjordana de Hebrón, informó la Policía israelí. "Se trata del sargento Benjamin Yaakovovich, de 19 años, que se enroló en la Guardia de Fronteras hace año y medio", indicó un comunicado de la Policía israelí, que precisa que falleció a causa de la gravedad de las heridas sufridas.

Según fuentes oficiales israelíes, entre el 1 de octubre y el 2 de noviembre se han registrado 58 apuñalamientos, 5 ataques con disparos y 7 atropellos intencionados de palestinos contra israelíes. Fuentes palestinas rechazan estas cifras y aseguran que las fuerzas israelíes han matado a decenas de palestinos que no pretendían atacar.

Desde que se intensificó la oleada de violencia, a principios de octubre, han muerto al menos 75 palestinos (la mitad de ellos atacantes o supuestos atacantes), 10 israelíes, un eritreo y un agresor árabe israelí.