Piso
Interior de un piso de reciente construcción. Archivo

Para anunciar y vender nuestro piso todo cuenta. Ya sea en una web de venta de viviendas, ya en el escaparate de una inmobiliaria, debemos lograr que nuestro anuncio sobresalga entre tanta competencia.

En ese sentido, es fundamental que el texto sea informativo, eficaz y si se puede hasta seductor. Pero en esta sociedad de la imagen todas las buenas intenciones de nuestras palabras se pueden ir al traste si no se ven acompañadas por unas buenas fotos. De hecho, es posible que nadie lea nuestro anuncio si antes no le han convencido las fotografías.

En el blog de la franquicia inmobiliaria RE/MAX nos apuntan unos buenos consejos para hacer las mejores fotos de nuestra casa en venta:

  • Apaga el flash
    Abre las cortinas y trata de utilizar la mayor cantidad de luz natural posible. El flash puede crear sombras poco atractivas y puntos brillantes que distraen la atención.
  • Piensa en grande
    Dispara desde la puerta o en una de las esquinas de la estancia, esto hará que en una misma instantánea puedas incluir la mayor cantidad de espacio posible. Las habitaciones fotografiadas desde un ángulo siempre parecen más grandes.
  • Fuera intrusos
    Tus hijos y mascotas son lo más bonito de tu casa… pero no están a la venta. Mantenlos siempre fuera del objetivo de la cámara.
  • Nada de selfies
    Son muy divertidos, pero al posible comprador no le interesa saber quién es el dueño de la vivienda. Recuerda que el protagonista siempre es el inmueble.
  • Fotografía a la altura de tus ojos
    Es la mejor opción para captar las proporciones correctas de la casa
  • Primeros planos
    Resaltan los detalles más significativos de una vivienda
  • Evita los contraluces
    Cierra las cortinas para suavizar la luz.
  • Fotografía el exterior en días soleados
    Evita las horas en la que la fachada esté sombreada. Los colores son más vivos, el cielo estará azul y la imagen llamará más la atención
  • Utiliza un editor de fotos
    Hay un montón de aplicaciones gratis y fáciles de usar que permitirán mejorar tus imágenes… pero –añadimos nosotros– no te pases con los filtros.