El actor Daniel Radcliffe, protagonista de Harry Potter, ha confesado en una entrevista con el presentador de la CNN, Larry King, que no piensa imitar a sus paisanos Catherine Zeta-Jones y Pierce Brosnan, que se han ido a vivir a Los Angeles, y continuará su vida en la capital del Reino Unido.

"Honestamente, yo no podría vivir en otro lugar que no sea Londres. He vivido ahí toda mi vida y no pienso mudarme al menos durante los próximos años. Realmente no podría vivir en otro lugar que no sea Inglaterra", aseveró.

"En la primera película de Harry Potter tuve que grabar bastante tiempo en Los Angeles, y eso fue realmente un trastorno para mi y para mi familia. Después de eso no pienso aceptar trabajos que impliquen que tenga que filmar fuera de Inglaterra", dijo Radcliffe.