Tras laboriosas investigaciones los agentes antiterroristas han recabado datos que apuntan que ETA tiene base estable en Sevilla desde el pasado mes de noviembre, cuando aún seguía vigente el "alto al fuego" , según publica el diario abc.es .

Las Fuerzas de Seguridad del Estado aún no han podido localizarla, pero el operativo se mantiene abierto. Según hipótesis, este asentamiento tendría la finalidad de acoger a los nuevos integrantes del "comando Andalucía" o podría haber sido usado para recoger información sobre posibles objetivos durante la tregua.

Posible base en la ciudad de Faro, al sur de Portugal

Las pistas que señalan que este comando tiene infraestructura en Sevilla cobran mayor fuerza por el hecho de que, en el vehículo abandonado encontrado en Ayamonte , se hallaron una guía callejera de la ciudad, información sobre transportes urbanos y horarios de trenes que conectan Sevilla con Barcelona, Madrid y Mérida. Además también se encontró un plano de Carmona y un callejero de Granada.

Las investigaciones consideran que cuando los terroristas se vieron obligados a abandonar el coche en Ayamonte estaban trasladando material a una nueva base. Se baraja la posibilidad de que ésta fuera en la ciudad de Faro, en el Algarve, al sur de Portugal, donde podrían ocultarse de cometer algún atentado en Andalucía.

La presencia de etarras en territorio portugués se remonta al año 2002, cuando el "comando Argala", autor del atentado contra el cuartel de Santa Pola en agosto de este mismo año, estuvo asentado allí durante un tiempo. Estos mandaron informes favorables sobre la utilización de ese país como base a la dirección de ETA, según Vasco Press.

Aumento de controles

Las Fuerzas de Seguridad del Estado han aumentado los controles de vigilancia en torno a campings, hoteles, pensiones, viviendas de alquiler y todo tipo de alojamientos en Andalucía y el sur de Portugal, en busca de los integrantes del "comando Andalucía", que el pasado 21 de junio huyeron tras abandonar un coche cargado de explosivos y diversos efectos personales en Ayamonte.

Esta medidas se extiende también a otros puntos de España, como Levante, ante la convicción de que ETA vuelva a intentar, por enésima vez, cometer un atentado mortal en estas zonas.