El Senado de Estados Unidos aprobó el viernes doblar a 50 millones de dólares (36 millones de euros) la recompensa por la captura del líder de la red terrorista Al Qaeda, Osama bin Laden.

Esa decisión eleva la cifra de 25 millones de dólares (18 millones de euros) que ofrecía el Departamento de Estado por Bin Laden en su programa de "Recompensas por Justicia".

Informes periódicos

La resolución también exige a los secretarios de Defensa y de Estado y al director de Inteligencia Nacional que presenten informes periódicos, cada 90 días, sobre sus esfuerzos para capturar a los líderes de Al Qaeda.

EE UU acusa a ese grupo radical islámico de ser el responsable de los atentados perpetrados el 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington, que causaron más de 3.000 muertos.

La llamada "Ley para llevar a Bin Laden ante la justicia" fue presentada por los senadores demócratas Byron Dorgan y Kent Konrad, que exigen que el Gobierno del republicano George W. Bush dirija su atención a la lucha contra Al Qaeda en lugar de a la guerra en Irak, país que EEUU invadió en 2003 y derrocó a Sadam Husein.

R
Dos senadores demócratas exigen que el Gobierno de Bush dirija su atención a la lucha contra Al Qaeda en lugar de a la guerra en Irak.
efugio en Pakistán

Según un nuevo informe de los servicios secretos citado por medios estadounidenses, Al Qaeda ha recuperado buena parte de la fortaleza que tenía antes de los ataques del 11-S y ha establecido un refugio en las áreas tribales del oeste de Pakistán, donde adiestra a militantes y planea ataques en EEUU.

El informe de cinco páginas, recopilado por el Centro Nacional Antiterrorista, se titula "Al Qaeda está en mejor posición de atacar Occidente".

Negativa de Bush

En una rueda de prensa el jueves, Bush negó que la red terrorista se encuentre tan fuerte como antes de septiembre de 2001.

"Hay una percepción entre los medios de que Al Qaeda puede estar tan fuerte como antes de los atentados del 11 de septiembre de 2001. Simplemente no es verdad", afirmó el presidente de EEUU.

El secretario de Seguridad Nacional, Michael Chertoff, afirmó el martes que tiene "la sensación visceral" de que hay un mayor riesgo de atentado este verano.