La Mesa del Parlament ha desestimado las reconsideraciones de los grupos de la oposición y ha dado luz verde a la tramitación de la resolución independentista, sin fijar aún una fecha para el pleno extraordinario para debatirla, aunque podría ser el día 9, ha informado la presidenta de la Cámara, Carme Forcadell.

"Continuarán todos los trámites normales", ha confirmado Forcadell en rueda de prensa tras una reunión de la Mesa, que ha durado toda la mañana del martes, interrumpida durante una hora para escuchar la primera Junta de Portavoces, una convocatoria muy criticada por los partidos de la oposición C's, PSC, PPC y Sí Que Es Pot, y que Forcadell ha calificado de "consultiva".

La reunión de la Junta de Portavoces del viernes decidirá el día del pleno para aprobar la resolución independentista Será otra reunión de la Junta de Portavoces, la del próximo viernes, la que decidirá el día del pleno para aprobar la resolución independentista, que Forcadell ha dicho que "podría ser" el lunes 9 (el mismo día de la primera votación de investidura de Artur Mas), descartando que sea el viernes 6.

Forcadell decidió este lunes convocar la Junta de Portavoces sin que el PP hubiese constituido aún el grupo parlamentario porque "los letrados de la cámara lo recomendaron en un informe", al tiempo que cree que los grupos que presentarán recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional por la reunión de la Junta "están en su derecho" de hacerlo.

Primera Junta de Portavoces sin acuerdo

La Junta de Portavoces concluyó su primera reunión sin un acuerdo entre los grupos y con la ausencia del PP. Según fuentes parlamentarias, en ella se ha puesto de relieve la división entre JxSí y CUP (que quieren seguir adelante con la tramitación del texto rupturista), y C's, PSC, PPC y Sí Que Es Pot, que no han dado validez a la Junta.

JxSí y CUP tienen todo el derecho a presentar una resolución, pero no pisando y vulnerando las normas El portavoz del grupo de Sí Que Es Pot, Joan Coscubiela, fue el primero de los participantes en la reunión en valorarla públicamente: "Estamos ante un debate que, a nuestro entender, es kafkiano", ha calificado.

"Junts pel Sí y la CUP tienen todo el derecho del mundo a presentar una resolución, pero lo que no es de recibo es que, para debatirla en un determinado día en función de sus necesidades de escenificación de la investidura del presidente de la Generalitat, pisen y vulneren las normas del Parlament", ha apuntado.

Según Coscubiela, "no es cierto que existan precedentes de que se haya reunido la Junta de Portavoces antes de que se hayan constituido los grupos", y ha lamentado que la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, no haya obligado a hacer cumplir el reglamento de la cámara.

"La presidenta se ha puesto al servicio de dos grupos parlamentarios", ha reprochado Coscubiela antes de atribuir a la portavoz de JxS, Marta Rovira, una afirmación realizada dentro de la reunión de la Junta según la cual JxS podría recurrir al Tribunal Constitucional si se cuestiona la validez de los acuerdos de la Mesa.

Coscubiela ha comparado la situación vivida en la Junta, que ha tachado de ejercicio de mayoría absolutista, con lo que él vivió como portavoz de ICV en el Congreso con otra mayoría absolutista que ha atribuido al PP: según él, ahora sucede "en catalán, pero en el mismo sentido".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.