Un pueblo medieval hecho de productos reciclados en Burgos es la mayor escultura del mundo

  • Territorio Artlanza ha sido construido por un artista del barro y del arte povera a partir de materiales que ha recuperado de las escombreras de la comarca.
  • La escultura recrea un pueblo medieval castellano típico donde se pueden reconocer edificios como la escuela, el calabozo, la taberna o el horno de leña.
  • En un principio, el proyecto iba a ser un espacio privado donde el pintor y su familia pasarían el rato al aire libre los domingos.
Territorio Artlanza es un pueblo hecho a base de materiales reciclados de las escombreras de la comarca.
Territorio Artlanza es un pueblo hecho a base de materiales reciclados de las escombreras de la comarca.
RV EDIPRESS

En la localidad de Quintanilla del Agua (Burgos) se encuentra Territorio Artlanza, una recreación de un pueblo medieval castellano que ocupa 8.500 metros cuadrados construida por el artista Félix Yáñez.

Territorio Artlanza es una inmensa escultura que recrea a escala real un típico pueblo medieval castellano, elaboraba a base de los materiales que su creador ha ido recuperando de las escombreras de la comarca.

A través de las calles y plazas los visitantes reconocerán edificios populares como la escuela, el calabozo, la taberna, el horno de pan, la botica, la bodega del abuelo así como tres museos visitables: uno etnográfico, uno de cerámica y otro de fotografía, con imágenes de hasta cien años de antigüedad.

El artista, natural de dicha localidad, dispone de su taller en el mismo pueblo y, desde 2008, se ha visto inmerso en el desarrollo de la iniciativa, que ha permitido dar una nueva vida a un área recreativa familiar de 200 metros cuadrados para convertirlo en la escultura.

Yáñez es un artista del barro y del llamado arte povera, que consiste en utilizar materiales obtenidos de la naturaleza o reciclados. También ha dotado de contenido cultural a su creación con actividades como el Festival de Teatro de Cámara Territorio Artlanza.

De espacio privado a reclamo turístico

El artista se siente sorprendido por la gran acogida que, entre los propios burgaleses y los turistas, tuvo desde el inicio este proyecto, cuando no sólo se acercaban a visitar su taller artesano sino una primera plaza que, a día de hoy, es la entrada del pueblo.

El objetivo había sido construirla para que tanto Yáñez como su familia la disfrutaran los domingos "como un espacio donde comer y pasar el rato al aire libre, pero resultó que cada vez más gente venía a visitar esa primera plaza y edificios simulados" lo que le motivó a seguir ampliando la escultura.

Fundación Biodiversidad
Mostrar comentarios

Códigos Descuento