La artista holandesa Monique Bastiaans ha cubierto la plaza de la Virgen de Valencia con más de 4.000 espigas de cebada de arcilla sustentadas en una recreación de una celosía de una de las puertas de la Alhambra para ofrendar a la cultura y al pasado árabe de la ciudad en una de las intervenciones más especiales de Intramurs, festival per l'art de València.

Esta creadora afincada en Valencia trasforma así la tradicional ofrenda de flores a la Virgen de los Desamparados con la que se cierran las Fallas en un campo de cebada inspirado en los motivos vegetales propios del artes islámico presentes en la Alhambra de Granada que enlazan con el pasado árabe de la ciudad y que podrá visitarse hasta el próximo 8 de noviembre.

De hecho, se trata de la primera vez en 70 años que se permite el uso de la Plaza de la Virgen para fines artísticos no relacionados con el culto cristiano y se convierte así en una de las propuestas más llamativos de la festival tanto por el uso de ese espacio público como por su envergadura, 500 metros cuadrados de montaje.

Bastiaans ha relatado en la presentación que este montaje, 'Ejercicios para crecer', surgió del elemento común que aún la plaza de la Virgen con cervezas Alhambra, patrocinadora del festival: su pasado árabe. De este modo, ideó un campo de cebada que se riega con las ocho acequias principales, legado de la sabiduría árabe, que irrigan la Vega de Valencia representadas de forma alegórica por las ocho figuras femeninas de bronce de la Fuente del Turia que preside la plaza. "Siempre tengo grandes proyectos pero esta vez he podido realizarlo", sonríe.

Además, cuenta que ha disfrutado "muchísimo" en el montaje de estos juncos de arcilla que han sido moldeados con la ayuda de los turistas y vecinos que se han acercado a la plaza desde el pasado lunes. "Me he reído muchísimo con las preguntas de la gente, que si eran petardos o que si se iban a quemar", recuerda.

'

Algo más que tracas'

Precisamente, este contacto con el público es lo que más le gusta de trabajar en la calle ya que le permite que acercar el arte contemporáneo a gente que jamás a entrado ni en un museo ni en una galería. "Siempre era la ofrenda de Fallas y había gente que no había visto otra cosa y hay más cosas que tracas", ha apuntado.

Por su parte, la directora de Intramurs, Salvia Ferrer, ha destacado que este festival trata de fomentar nuevos usos mano el espacio públicos y que no se podría haber conseguido sin la nueva Concejalía de Espacio Público del Ayuntamiento de Valencia y la colaboración de la Policía Local.

Al respecto, ha destacado que tenemos que "mucho que aprender" de Holanda, país invitado en este edición y cuyo cónsul ha estado también presente en la presentación de obra. Eric Nolte ha resaltado que Valencia es "una zona especialmente bonita" para aprovechar su exterior para celebraciones artísticas por "el lujo e su clima y sus espacios". por ello, ha confiado en que se abra "un nuevo tiempo de uso de espacios libres".

Consulta aquí más noticias de Valencia.