Agencia Tributaria
Delegación central de la Agencia Tributaria EFE

El Ministerio de Hacienda, a través de la Agencia Tributaria, ha dado a conocer este miércoles el importe y destino de los fondos declarados en el extranjeros en 2012 por 135.927 contribuyentes españoles y que ascendieron a 90.976 millones de euros.

Los datos hechos públicos por Hacienda corresponden a la declaración de la renta de 2013, el primer año en el que fue obligatorio presentar el modelo 720 con datos correspondientes al ejercicio fiscal del año anterior, 2012.

De acuerdo con este desglose por origen del patrimonio, del total de 90.976 millones declarados en ese primer '720', una tercera parte del total se concentró en dos países: Suiza, con mas de 19.800 millones de euros, y Luxemburgo, con casi 10.000. Los siguen Países Bajos, donde los españoles declararon tener más de 7.540 millones de euros y Reino Unido, donde guardan 5.200 millones. El 'top 5' lo completan los Estados Unidos, con poco más de 5.000 millones declarados por los contribuyentes españoles en este país.

Por tipo de bienes y derechos declarados, los españoles guardaban en 2012 algo más de 15.000 millones en cuentas bancarias en el extranjero, y de ellos casi 5.000 millones estaban en bancos suizos. Otros 1.747 millones estaban en en entidades belgas y algo menos, 1.677, en bancos del Reino Unidos.

De la misma manera, en el apartado referido a los fondos de inversión, acciones y participaciones, los españoles declararon tener en este concepto un patrimonio por valor de algo más de 17.200 millones de euros. Y por países es Luxemburgo el que acapara la inversión con casi 6.300 millones y Suiza con otros 5.700 millones.

Otro de los apartados declarados en el modelo 720 hace referencia a los seguros y rentas vitalicias de las que disfrutan algunos conciudadanos. En este concepto, en 2012 se declararon en el extranjero casi 2.500 millones. La mayor parte en Luxemburgo (580 millones) y Andorra (455 millones).

El grueso del dinero declarado por estos 135.927 contribuyentes engrosa el apartado referido a valores y derechos, conceptos en los que se reconoció un patromonio foráneo de más de 47.000 millones de euros, de los que casi un tercio 8.951 se declararon en Suiza y Holanda (6.306).

Francia, destino favorito

Uno de los apartados más curiosos que recoge el desglose del modelo 720 es el referido a la titularidad de  inmuebles y derechos reales sobre los mismos. Es decir, ¿dónde compran casa aquellos que pueden permitirse mantener una vivienda en el extranjero?

Pue bien, en este concepto se declararon más de 9.200 millones de euros de los que 1.727 millones hacen referencia a bienes inmuebles radicados en Francia. Otros 1.379 millones corresponden a viviendas en Reino Unido y 727 en Alemania.

Llama la atención la opción de aquellos que han querido invertir en una segunda residencia que permita una escapadita dentro de la propia península. 682 millones se declararon en derechos sobre bienes inmuebles en Portugal.

Tras la declaración presentada en este primer año, 2013, con datos fiscales correspondientes a 2012, los contribuyentes han ido actualizado su relación de bienes en el extranjero en los dos ejerccios siguientes, 2014 y 2015.

Como resultado, en total han aflorado en tres ejercicios 126.500 millones en el extranjero declarados por algo menos de 200.000 contribuyentes.