Agentes del Cuerpo Nacional de Policía, adscritos a Interpol , han trasladado este jueves a Rabei Osman Sayed, 'El Egipcio' , a Italia, donde cumple una condena de diez años por delitos de terrorismo, una vez que ya han finalizado las sesiones del juicio del 11-M, informaron a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista.

Las autoridades italianas materializaron la entrega temporal de 'El Egipcio' el 17 de noviembre de 2006 con tiempo para que pudiera preparar su defensa y asistiese al proceso en la Sala Segunda de Lo Penal de la Audiencia Nacional, en el que ha sido procesado como autor intelectual de la masacre. La sentencia se conocerá en el próximo otoño.

36.800 años de cárcel

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha solicitado para 'El Egipcio' 36.800 años de cárcel como inductor de la muerte de 191 personas e intentarlo con otras 1.824.

Los que han muerto como mártires en Madrid eran mis queridísimos hermanos

Rabei Osman fue detenido en Milán en junio de 2004 después de que los Servicios de Información italianos colocasen micrófonos en el piso en el que residía grabando sus confesiones: "Los que han muerto como mártires en Madrid eran mis queridísimos hermanos, ése era mi proyecto, un proyecto que me costó mucha paciencia y mucho estudio. Me llevó dos años y medio".

Precisamente, esta confesión fue motivo de discrepancia durante la celebración del juicio en la Casa de Campo, ya que los peritos italianos desplazados hasta allí y otros españoles no se pusieron de acuerdo sobre dos expresiones recogidas en esa grabación, concretamente, en las frases "lo de Madrid partió de mí" y otra en la que el acusado expresa: "Yo estaba al tanto de todo pero lo que iba a pasar no me dijeron".

En todo caso, los peritos italianos se reafirmaron en su traducción. Un juzgado de Milán condenó a Rabei Osman a diez años de prisión por "asociación para delinquir con fines de terrorismo internacional".

Un juzgado de Milán le condenó a diez años por asociación para delinquir con fines de terrorismo internacional
Durante los primeros días del juicio, 'Mohamed El Egipcio' sólo admitió responder a las preguntas de su defensa, negó cualquier vinculación con Al Qaeda o con ninguna organización islamista y condenó los atentados del 11-S y del 11-M.

Añadió, además, que nunca ha sido encarcelado o procesado por ninguna causa, ni siquiera en su país de origen.

El líder islamista ya había sido entregado de forma temporal en 2004 a España por las autoridades italianas, para que el juez Juan del Olmo pudiese tomarle declaración y practicar en su presencia las diligencias que consideró necesarias.