La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional registró este jueves las propiedades de las familias Pujol y Sumarroca, así como las de varios empresarios en Madrid y Barcelona, dentro de una operación contra la corrupción para destapar el entramado societario y de sobornos tejido, según los investigadores, por los hijos del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol.

El dispositivo, bautizado con el nombre de 'Hades', arrancó a primera hora de la mañana. Doscientos agentes participaron en la inspección de una quincena de pisos y empresas vinculadas a Jordi, Josep y Pere Pujol Ferrusola, que formarían un "grupo organizado" dedicado al cobro de mordidas, la evasión fiscal y el blanqueo de capitales, de acuerdo a los miembros de la investigación citados por la agencia Europa Press.

Los focos de los registro se centraron en la vivienda de Jordi Pujol, que  estuvo presente durante el examen de los agentes junto a su mujer, Marta Ferrusola, y a Cristóbal Martell, abogado de la familia. Los agentes permanecieron algo más de tres horas en la habitación ocupada por el primogénito, Jordi -convaleciente en casa de sus padres por una quirúrgica en un hombro-, antes de llevarse una caja con documentación. Mercé Gironés, exesposa de Pujol Ferrosula, también recibió la visita de las fuerzas de seguridad.

La lista de entradas incluyó la sede de las empresas Iniciatives, Marketing e Inversions, Project Marketing Cat y Active Translation, vinculadas a Pujol Ferrusola y situadas en el número 5 de la calle Ganduxer de Barcelona; una nave industrial donde Jordi almacena coches de lujo, su casa de Bolvir de Cerdanya (Girona) y los domicilios de sus hermanos Josep y Pere.

La Policía también se dirigó a las viviendas del vicepresidente segundo del FC Barcelona Carles Vilarrubí, del ex vicepresidente blaugrana Jaume Ferrer y del empresario Carles Sumarroca, cuya familia es íntima de los Pujol y está siendo investigada en el marco de la 'operación Petrum'. Los objetivos en Madrid fueron la sede de la empresa constructora Isolux y la casa de su presidente, Luis Delso.

La fortuna andorrana

La operación, bautizada con el nombre del dios griego del inframundo, fue autorizada por el titular del juzgado de instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, José de la Mata, y corrió a cargo de la Fiscalía Anticorrupción.

La Justicia investiga el origen de la fortuna de Jordi Pujol Ferrusola en una causa abierta en 2012 a raíz de una denuncia de su expareja, María Victoria Álvarez, en la que explicó cómo este llevaba dinero a Andorra en mochilas y maletines de forma continuada.

Jordi Pujol confesó en 2014 que acumuló millones en el extranjeroEl magistrado indaga una serie de pagos millonarios de distintos empresarios al primogénito y a sus hermanos a cambio de trabajos que no se han demostrado y que se sospecha que pudieron responder a comisiones a cambio de adjudicaciones de obra pública.

De la Mata está pendiente de recibir de una jueza de Barcelona la causa contra el matrimonio Pujol Ferrusola y tres de sus hijos —Marta, Mireia y Pere—, al haber encontrado la Fiscalía conexión entre los dos casos. Esta segunda pieza se inició con motivo de la carta que el expresidente catalán envió a la prensa en julio de 2014 confesando que su familia había tenido fondos ocultos en Andorra durante más de 30 años procedentes de una herencia.

La Fiscalía afirma que Jordi Pujol Ferrusola dirigió y gestionó "durante décadas" numerosos "negocios económicos" de la familia, "así como diferentes actuaciones dirigidas a lograr el blanqueo de los capitales obtenidos".

Oleguer y Oriol, en el punto de mira

Otro de los hijos del matrimonio, Oleguer, está imputado por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz por los delitos de blanqueo de capitales y fraude fiscal, a raíz de unas operaciones millonarias sospechosas con fondos de procedencia desconocida, una causa que podría acabar también en manos de De la Mata.

Oriol, el único que se dedicó a la política, permanece imputado por un juzgado de Barcelona por los delitos de cohecho y tráfico de influencias en el llamado 'caso ITV', que provocó su dimisión como número dos de CDC.

Josep Pujol Ferrusola era él unico de los hermanos que no estaba imputado, hasta que el juez Pedraz lo hizo en una pieza secreta hace unos días.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.