El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, ha lanzado un mensaje de tranquilidad y ha aconsejado un consumo moderado de carnes rojas y procesadas dentro de una dieta equilibrada y variada, "porque entendemos que es seguro", ha dicho.

Alonso ha subrayado que los ciudadanos deben saber que los alimentos que consumen son seguros, que se ejerce una vigilancia permanente por parte de las autoridades sanitarias y ha insistido en que si se mantiene una dieta correcta se estará reduciendo el riesgo para la salud y "obteniendo muchos beneficios".

La Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) pide "prudencia" y aconseja mantener las recomendaciones de salud pública sobre el consumo de carnes rojas y procesadas, que entiende que debe ser "moderado" y no más de "dos veces por semana".

La Aecosan ha hecho esta recomendación tras conocer el informe de la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC), de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que vincula, en distintos grados, el consumo de carnes rojas y de carnes procesadas con el riesgo de sufrir cáncer.

Hay un pequeño riesgo de incremento de aparición de cáncer a nivel individual a elevados niveles de consumo

Esta Agencia, dependiente del Ministerio de Sanidad, recuerda que el consumo de este tipo de carnes de forma continuada y excesiva "se asocia a problemas de salud" y aconseja mantener la "prudencia" hasta conocer el informe de evaluación de riesgos de la Autoridad Europea.

Sanidad indica que, según el informe de la OMS, el consumo de 50 gramos diarios de carnes procesadas incrementa un 18 % el riesgo de sufrir cáncer de colon.

La directora de la Aecosan, Teresa Robledo, ha explicado en rueda de prensa que este informe no desaconseja el consumo de carnes rojas porque "son necesarias, son un elemento más de la alimentación y hay que tenerlas en cuenta".

"Hay un pequeño riesgo de incremento de aparición de cáncer a nivel individual a elevados niveles de consumo" de carne procesada y carne roja, ha señalado Robledo.

Por ello, la directora de la Aecosan ha subrayado que "el consumo de carne procesada y de carne roja debe ser extremadamente moderado".

Robledo ha indicado que el informe de la IARC se ha hecho a partir de una revisión "sistemática y exhaustiva" de la literatura científica existente hasta el momento -principalmente estudios epidemiológicos- por parte de un grupo de trabajo de veintidós expertos provenientes de más de diez países, que han analizado más de ochocientos artículos científicos.

Ha detallado que el informe no incluye ensayos científicos que evalúen el riesgo para considerar "no solo el riesgo, sino también los beneficios derivados del consumo de carne, por su alto contenido en proteínas, en vitamina B12, hierro, fosfato, selenio y fósforo".

Robledo ha apuntado que se está a la espera del informe definitivo de la IARC y, sobre todo, de la evaluación del riesgo que elaborará la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria.

Con posterioridad, se revisarán las recomendaciones de los organismos nacionales e internacionales en relación con este asunto, que a día de hoy están en línea con el contenido del informe de la IARC que es la "extremada moderación" en el consumo de estos alimentos.

En su intervención, ha destacado los beneficios de una dieta variada, moderada y equilibrada como la mediterránea, rica en frutas, verduras, aceite de oliva, legumbres y pescado, con un consumo limitado de carnes.