La VII Fiesta del Vino de Lleida, que se ha celebrado entre este sábado y este domingo, ha registrado 25.000 degustaciones, que doblan la cifra de la edición del año pasado.

El alcalde de Lleida, Àngel Ros, ha asegurado que el certamen —organizado por Turisme de Lleida— demuestra que los vinos de Lleida son "cada vez más valorados en el mercado" por su calidad y variedad, ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

Ros ha anunciado que, de cara a la próxima edición, se planteará aumentar la duración del evento y el espacio donde se realiza para aprovechar el entorno que ofrece la plaza de la Llotja y las posibilidades de las bodegas y los restauradores de la provincia.

Consulta aquí más noticias de Lleida.