Dos profesores del Departamento de Matemáticas de la Universidad Pública de Navarra han puesto en marcha el denominado 'Proyecto Mejora' por el que, a través de una metodología participativa mediante el uso en el aula de dispositivos móviles, han conseguido una mayor implicación de los estudiantes y unos mejores resultados académicos en sus clases de Matemáticas en los grados de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales.

Los autores del proyecto son María Jesús Campión Arrastia y Juan Ramón de Miguel Velasco, quienes han presentado esta iniciativa con motivo de las IV Jornadas de Enseñanza de las Matemáticas en Navarra, que se han celebrado en el edificio El Sario de la Universidad Pública de Navarra.

El Departamento de Matemáticas de la UPNA, junto con la Sociedad Navarra de Profesores de Matemáticas 'Tornamira', han organizado esta reunión científica, que ha servido de "lugar de encuentro para docentes desde la etapa infantil hasta la universitaria".

Además, ha destacado la UPNA en un comunicado, se trata de un foro de comunicación de trabajos, experiencias e inquietudes del profesorado de esta área, así como "un elemento más que contribuye a transmitir y a hacer visible la cultura matemática en la sociedad".

Tecnología para la mejora docente

Con su proyecto, María Jesús Campión Arrastia y Juan Ramón de Miguel Velasco buscan que los estudiantes "mejoren su comprensión de las matemáticas". "La idea básica es inducir a la reflexión sobre el significado de los conceptos y propiedades que se exponen en el aula, para lo que se requiere alguna respuesta inmediata nada más ser introducidos", señalan los autores.

Para ello, durante las clases de teoría, el profesor emplea una aplicación (Socrative), que le permite evaluar las tareas a través de cuestionarios en tiempo real y que ofrece una rápida agregación de las respuestas y visualización de los resultados.

En las sesiones, el docente formula preguntas y todos los estudiantes responden de forma simultánea, mediante las tabletas, los móviles o los ordenadores portátiles con los que acceden a dicha aplicación.

El profesor recibe las respuestas y comenta los resultados en clase, lo que le permite reforzar las ideas correctas y aclarar los errores. Además, posteriormente, puede acceder a las respuestas individuales y procesarlas, ya que las recibe en una hoja de cálculo.

"Es cierto que esta inmediatez en el aula provoca muchas respuestas incorrectas, pero precisamente el análisis, en tiempo real, de los errores influye de manera positiva en la comprensión", afirman los autores. La prueba propuesta se deja después a disposición de los alumnos en Internet, para su repaso a modo de autoevaluación.

Tasa de aprobados más alta

Aunque sin datos concluyentes por el poco tiempo transcurrido con esta experiencia, los estudiantes que utilizaron este recurso tecnológico presentaron una tasa de aprobados más elevada, según la ponencia, titulada 'Proyecto Mejora en el área de Métodos Cuantitativos para la Economía y la Empresa de la UPNA'.

"Son muchas las ventajas que se obtienen con la utilización de este recurso: capta el interés del estudiante, le empuja a implicarse de forma continua, favorece la colaboración en el aula, ayuda a retener mejor lo explicado y se presta bien al aprovechamiento didáctico de los aciertos y errores", explican los autores de la ponencia, quienes también son conscientes de algunos riesgos, como "dar cabida a distracciones en Internet", aunque no ocurre tanto como cabría presuponer.

Consulta aquí más noticias de Navarra.