Cientos de personas se han concentrado en la parroquia pontevedresa de Pontesampaio ante la vivienda en la que residía Concepción Reguera Peón, la vecina de 38 años que murió tras ser acuchillada presuntamente por su expareja, José Antonio Lusquiños Bustelo, de 34, que ha ingresado ya en la prisión de A Lama.

Tras la lectura de un comunicado de condena y de guardarse dos minutos de silencio, los asistentes a este acto le han gritado "asesino" y han clamado "justicia".

Durante la concentración, organizada por los colectivos sociales y vecinales de Pontesampaio, una vecina y amiga de la víctima, Lupe Vidal, ha expresado su "rabia" por lo que ha calificado como "un asesinato, no violencia de género". En su intervención ha expresado su condena hacia "todos y cada uno de los asesinatos de mujeres a manos de sus parejas o exparejas", así como su "repulsa por esta lacra que asedia a la sociedad".

En la declaración ha incidido en hacer saber a las víctimas que "no están solas y pueden acudir a los recursos públicos", aunque también se ha dirigido a "su entorno" para que "denuncien" si ellas no pueden. Lupe Vidal ha reclamado el "compromiso, desde todos los ámbitos de la sociedad y de los poderes públicos, para luchar contra la violencia, apoyando a las víctimas y transmitiendo a las generaciones futuras el respeto a la igualdad de la mujer".

EXEQUIAS

Mientras el vecindario se concentraba ante el domicilio familiar de Concepción Reguera Peón, la familia de la víctima la velaba en el tanatorio, en la más "estricta intimida" por expreso deseo de sus allegados, tal y como ha explicado el presidente de la Asociación de Vecinos Héroes de Pontesampaio, Ramón Agulla. El funeral se celebrará este lunes a las 17,30 horas en la iglesia parroquial, seguido del entierro.

Además, también este lunes tendrá lugar por la mañana, ante el ayuntamiento de Pontevedra, una concentración institucional organizada por el Gobierno local, con un minuto de silencio en memoria de la vecina asesinada. Por la tarde, a las 20,00 horas, se realizará otra concentración ante la Audiencia Provincial, para la cual la concejala de Igualdad, Carme Fouces, ha hecho un llamamiento a la asistencia de la ciudadanía.

Precisamente, las asociaciones de vecinos de Pontesampaio van a poner a disposición del público de la parroquia dos autobuses que partirán a las 19,30 horas.

El presidente de la Asociación de Vecinos Santa María de Pontesampaio, Eugenio Peón, ha manifestado su "tristeza" por el carácter "premeditado" de este crimen y, sobre el comportamiento del presunto autor de la muerte de Concepción Reguera, ha señalado que "parece ser que no era trigo limpio" y que "hay un montón de cosas raras que ahora coinciden".

Entre el habitantes de Pontesampaio concentrados ante la vivienda de la familia Reguera Peón han surgido comentarios favorables a la pena de cadena perpetua contra los autores de este tipo de delitos. "Se nos marchó una flor que siempre tenía una sonrisa en los labios", ha lamentado uno de sus vecinos. "Era una persona muy del pueblo y muy sensible", ha reiterado Eugenio Peón, en declaraciones a Europa Press.

Representantes políticos

"Estamos de luto e indignados", ha afirmado Carme Fouces, "y si cabe algún rayo de esperanza es que la respuesta social es cada vez más contundente y los machistas tienen cada vez menos lugares donde esconderse", ha destacado.

No obstante, la edil de Igualdad ha advertido que "alguna pata" de las Administraciones "está fallando", por lo que ha animado a secundar estas movilizaciones porque "van a obligar a muchos responsables políticos que están de perfil a que se pongan de frente" con el objetivo de erradicar la "cultura machista".

Por su parte, el alcalde de Soutomaior, Agustín Reguera, ha coincidido en expresar su "consternación" y "máxima repulsa por este vil asesinato machista". Reguera ha elogiado lo "buena persona" que era la víctima y cuánto "la querían" en Pontesampaio, por lo que ha ofrecido "apoyo" a la familia de la fallecida, "que necesita más cariño y solidaridad que nunca".

También ha acudido a la concentración la diputada del BNG en el Parlamento gallego Montse Prado quien, —ante la cercanía del próximo 25 de noviembre en el que se celebra el Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra la Mujer— ha reclamado que "no sea una fecha ritual una vez al año", sino que, por tratarse de una "violencia estructural, solo se puede combatir con medidas estructurales".

Así, Prado ha apelado a la sociedad para que "exija medidas y recursos" a los gobiernos de la Xunta y del Estado para "combatirla con toda la contundencia como si fuese un acto de terrorismo".

En esa línea, la diputada del PSdeG-PSOE en el Parlamento gallego, Patricia Vilán, ha criticado que a pesar de las leyes existentes en materia de igualdad y contra la violencia de género, "no se están aplicando por los recortes económicos brutales y porque no se considera prioritario" por parte del Gobierno.

Ante lo que ha calificado como un "problema de Estado", Vilán ha incidido en la necesidad de que "los niños y niñas sean educados en igualdad", argumentando que "mientras no se consiga, las medidas son paliativas".

A la concentración de repulsa por este crimen han acudido también los concejales nacionalistas Luís Bará, Anabel Gulías y Pilar Comesaña, en representación del Gobierno local de Pontevedra; los portavoces municipales del PSOE y de Ciudadanos en el ayuntamiento de Pontevedra, Agustín Fernández y Carmen Rey, respectivamente; la diputada provincial de Servicios Sociales, Eva Villaverde, y el portavoz del PP en la Diputación de Pontevedra, Ángel Moldes.

Además, han mostrado su solidaridad representantes de la Federación de Asociaciones de Vecinos Castelao, de Pontevedra, y Maria del Carmen Iglesias, hermana de Sonia Iglesias, que desapareció en Pontevedra en agosto de 2010 y cuyo caso aún no ha sido resuelto.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.