La Asociación La Laurel pone este domingo el broche de oro a las primeras fiestas populares de la reconocida zona logroñesa -que componen las calles San Agustín, Travesía de Laurel, Albornoz y Laurel- con la visita de reconocidos cocineros de prestigio con Estrella Michelín, Ignacio Echapresto (restaurante 'Venta de Moncalvillo'), Marisa Barberán ('La Prensa') y Daniel García ('Zortziko'). Los chefs han querido estar presentes en Logroño para "apoyar" esta iniciativa y fomentar "el consumo de la tapa".

Con este objetivo, alrededor de las 13,00 horas de este domingo, los cocineros se han acercado a las puertas del Museo de La Rioja para degustar, como unos ciudadanos más, las 'tapas' que los diferentes bares de la zona han preparado y colocado en una amplia mesa como una pequeña muestra de todo lo que ofrecen estas calles de Logroño.

En declaraciones a los medios de comunicación, Ignacio Echapresto ha explicado que la calle Laurel "es una de las más emblemáticas del tapeo en España" y hoy "hemos querido estar aquí no para juzgar, porque eso es algo que hacen los clientes día a día, sino para apoyar y disfrutar de la jornada".

Echapresto ha indicado, además, que "muchas de las tapas que sirven en la calle Laurel podrían estar incluidas en los menús gastronómicos de muchos restaurantes". Además, ha recordado, esta zona es "un reclamo turístico" y es "muy importante" saber "vender nuestros productos".

"la calle laurel suena mucho" también fuera de la rioja

Por su parte, Daniel García ha agradecido la invitación de la Asociación y ha reconocido que, actualmente, "la calle Laurel suena mucho también fuera de La Rioja" en un momento en el que "la barra y los pinchos van al unísono". Para el prestigioso cocinero, la cocina "hoy está muy de moda" y "es un espectáculo" poder maridar, como se hace en la calle Laurel, "pinchos modernos con otros de la cocina clásica".

Se trata de "potenciar nuestra gastronomía porque es uno de los focos de ingresos más importantes que puede tener una ciudad". A todo ello se suma, además, que La Rioja es "el corazón del vino, un valor añadido más", ha finalizado.

La Laurel pone así punto y final a las primeras fiestas populares de la zona en donde, desde el pasado miércoles por la tarde, se ha podido disfrutar de concursos, degustaciones gastronómicas, sorpresas, animación, música, juegos y espectáculos que han abarrotado las calles tanto de riojanos como de turistas. Tras estos días, desde la Asociación, han indicado estar "muy satisfechos" con el resultado y el éxito de público por lo que, a partir de ahora, "seguiremos trabajando para ofrecer más novedades en próximas ediciones".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.