Un Juzgado de lo Penal de Sevilla enjuiciará este lunes a 14 componentes de un 'piquete' y a su vez miembros del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) que, durante la huelga general convocada a nivel nacional el 14 de noviembre de 2012, coaccionaron, amenazaron e impidieron a unos profesores la entrada a un instituto de enseñanza secundaria de Los Corrales.

En este sentido, fuentes del caso han informado a Europa Press de que el Juzgado de lo Penal número 5 de Sevilla ha fijado para este lunes el juicio contra estos 14 miembros del 'piquete', para quienes la Fiscalía ha solicitado penas de hasta seis años y medio de cárcel.

En su escrito de acusación, al que ha tenido acceso Europa Press, el Ministerio Público pide para todos los acusados cuatro años y medio de prisión y el pago de una multa de 5.400 euros por un delito contra los derechos de los trabajadores, mientras que también solicita para uno de los imputados dos años de cárcel por un delito de atentado, y el pago de una multa de 180 euros por una falta de maltrato.

El fiscal relata que los hechos tuvieron lugar sobre las 7,45 horas del día 14 de noviembre de 2012, cuando los acusados, "de común acuerdo" y con ocasión de la huelga general convocada a nivel nacional, se apostaron en la entrada principal del instituto 'Entrepuentes' de Los Corrales "con la intención de obstaculizar" la entrada al centro de enseñanza de los profesores.

Para ello, los imputados colocaron una cadena con candado y dos vehículos en la única puerta de entrada para el acceso con coche, "impidiendo así" la entrada de los once profesores que acudieron a su puesto de trabajo y que integraban los servicios mínimos previstos para esa jornada.

Según la Fiscalía, en el momento en que llegó al instituto en su coche la jefa de estudios, los acusados "se negaron a permitirle la entrada" y comenzaron a dirigirle expresiones como 'guarra, puta, esquirol, hija de puta, asquerosa. Esta hija de puta tiene la suerte de no ser de aquí, si no se iba a enterar'.

"gran temor"

Al mismo tiempo, y "con ánimo intimidatorio", unos miembros del 'piquete' "zarandeaban" el vehículo de la jefa de estudios mientras otros grababan la escena con un teléfono móvil y un acusado llegaba a "colocar la rodilla en la parte delantera del coche, causándoles un gran temor".

La Fiscalía añade que, a medida que los restantes profesores llegaban, "y con intención de amedrentarles", los acusados se dirigían a ellos de forma generalizada con frases como 'no sabéis el por qué estamos aquí; que no entráis; que si no hay niños no vais a dar clases, cabrones. En manos de esta gentuza está la educación de nuestros hijos, sinvergüenzas'.

Agentes de la Guardia Civil "debidamente uniformados y en el ejercicio de sus funciones" se trasladaron al lugar de los hechos, donde el principal acusado, "de los más activos", se negó a identificarse, aprovechando un segundo imputado para "arrebatarle" su DNI al agente, que "fue rodeado" por miembros del 'piquete' y recibió "empujones" por parte de uno de ellos, además de por otros acusados no identificados, sin que sufriera lesiones.

'REPRESORES'

La Fiscalía asevera que dos de los imputados "asumieron el rol de responsables" del 'piquete' y "se negaron reiteradamente" a permitir el acceso de los profesores al centro de trabajo, llegando a manifestar a los agentes 'que se provocaría un conflicto en Los Corrales, ya que tanto los vecinos como los 'piquetes' comarcales se trasladarían hasta el acuartelamiento en auxilio de los detenidos, provocándose incidentes mayores'.

Por todo ello, fue necesaria la presencia en el lugar de hasta 16 agentes, que procedieron a la identificación de los acusados entre gritos de 'represores, cabrones' y a cortar la cadena que los imputados, previamente, habían puesto en la puerta del colegio, sin que ésta sufriera desperfectos.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.