Así lo acordaron los partidos en la primera reunión que celebró este órgano el pasado martes, cuando concretaron un plan de trabajo, a partir de las propuestas que registraron los distintos grupos parlamentarios, por el que la comisión volverá a reunirse de nuevo el próximo 3 de noviembre, cuando serán votadas esas solicitudes de documentación.

De la misma manera, en virtud del calendario aprobado, la comisión suspenderá sus trabajos durante la campaña electoral de las generales, una decisión que se alcanzó gracias a los votos favorables del PSOE-A, PP-A y C's y el rechazo de Podemos e IULV-CA. Asimismo, no se ha cerrado por el momento ninguna fecha para que los grupos registren sus solicitudes para pedir comparecientes en la misma.

Con todo, la finalización de los trabajos de la comisión se ha previsto para la conclusión del primer periodo de sesiones de 2016, sin menoscabo de las posibles prórrogas que se pudieran acordar.

En cuanto a la fase de comparecencias, el listado de comparecientes se presentará por los grupos parlamentarios una vez finalizado el plazo para el análisis de la documentación, sometiéndose estos a aprobación de la comisión en la primera sesión a celebrarse inmediatamente posterior. En virtud del desarrollo de los trabajos, la comisión, a propuesta de los portavoces de los grupos, podrán solicitar, de forma motivada, la celebración de nuevas comparecencias.

De otro lado, la comisión de investigación se reunirá los martes de 10 a 14,30 horas, mientras que podrán habilitarse los lunes si es necesario e incluso los viernes llegado el caso. Además, se habilitará el mes de enero para que la comisión continúe con los trabajos.

Finalizada las sesiones, y una vez recibida toda la documentación y declarado todos los comparecientes que hayan sido convocados, se establecerá un plazo de 15 días hábiles máximo desde la constatación por parte de la comisión de tales circunstancias, para que los partidos remitan a la Presidencia su propuesta de dictamen final.

Así, una vez recibidas las propuestas de dictamen, la Presidencia remitirá a los grupos un documento de síntesis de las mismas, que servirá de base para la elaboración de un dictamen final. Tras el correspondiente debate llevado a cabo en el seno de la comisión de investigación, que será moderado por la Presidencia, los grupos podrán formular sus votos particulares.

El dictamen resultante, junto con los votos particulares, se elevarán al Pleno de la Cámara para su debate y aprobación definitiva, si procede, y al objeto de que continúe el procedimiento según lo dispuesto en el Reglamento del Parlamento.

El cometido de la comisión es la investigación de las concesiones de las subvenciones otorgadas por la Junta en materia de formación profesional para el empleo desde el año 2002 hasta la actualidad, incluida su gestión, evaluación y justificación.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.