Tribunales.- La Audiencia juzga este lunes a un funcionario acusado de cobrar por carnés de conducir falsos

La Sección Tercera de la Audiencia de Jaén juzga este lunes a un funcionario de la Dirección de Tráfico (DGT) en Jaén acusado de, durante el año 2007 y previo cobro de cantidades variables que oscilaban entre los 15 y los 4.000 euros, favorecer la emisión de 102 carnés de conducir falsos por un importe global de 116.881 euros. Junto a él se sentarán en el banquillo de los acusados las 102 personas que presuntamente pagaron para obtener un carné de conducir falso.
La denuncia se ha presentado en la Fiscalía de la Audiencia de Jaén
La denuncia se ha presentado en la Fiscalía de la Audiencia de Jaén
EUROPA PRESS

La Sección Tercera de la Audiencia de Jaén juzga este lunes a un funcionario de la Dirección de Tráfico (DGT) en Jaén acusado de, durante el año 2007 y previo cobro de cantidades variables que oscilaban entre los 15 y los 4.000 euros, favorecer la emisión de 102 carnés de conducir falsos por un importe global de 116.881 euros. Junto a él se sentarán en el banquillo de los acusados las 102 personas que presuntamente pagaron para obtener un carné de conducir falso.

Según recoge el escrito de calificación de la Fiscalía a la que ha tenido acceso Europa Press, el acusado, Carlos R.C., se dedicaba a realizar operaciones en el sistema informático de la DGT para "simular la existencia de un proceso administrativo de canje de permiso de conducir extranjero" a nombre de cada una de las personas que previamente habían pagado.

Días después de haber efectuado el pago y de haber facilitado sus datos al acusado, estas personas acudían a distintas oficinas o jefaturas provinciales de la DGT alegando haber perdido o tener deteriorado el permiso de conducir por lo que solicitaban un duplicado.

Como previamente ya estaban los datos introducidos por el acusado en el sistema de la Dirección General de Tráfico, estas personas, en su mayoría extranjeros, conseguían sobre la marcha permisos de conducir ajenos a todo el proceso y requisitos administrativos.

Para poder introducir los datos en el sistema informático de la DGT, Carlos R.C. utilizaba los puestos y las claves de sus compañeros de trabajo.

Por todo esto, el Ministerio Público solicita para el acusado un total de siete años de cárcel por un delito continuado de cohecho y otros siete años más de cárcel por otro delito continuado de falsedad en documento oficial, además de 12 años de inhabilitación para cargo o empleo público y el pago de una multa por valor de 300.000 euros.

Para cada una de las 102 personas que pagaron por obtener el permiso falso de conducir, el fiscal reclama un total de dos años de cárcel por un delito de cohecho y otro de falsedad en documento oficial y multas equivalentes a las cantidades que abonaron en su día por obtener el permiso de manera ilícita, además de otra multa por importe de 1.080 euros para cada uno.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento