Los malagueños celebran este domingo, 25 de octubre, el cumpleaños de uno de sus paisanos más célebres, Pablo Ruiz Picasso, que con su condición de genio ocupa un hueco privilegiado en la historia del arte y cuyo recuerdo permanece vivo en cada rincón de su Málaga natal. Este domingo se celebran 134 años de su nacimiento.

Picasso, sentado en un banco de la emblemática plaza de la Merced, en la que nació en 1881 y en la que se sitúa la Fundación Picasso-Museo Casa Natal, engalanada estos días de palomas de papel de colores, observa, a través de su escultura, perfectamente integrado con el entorno, como un vecino más, el devenir de la ciudad que le vio nacer y que abandonó en su infancia, tomando notas con un lápiz y un cuaderno.

Pese a que la luz extrema de Málaga se tornó este domingo un tanto grisácea debido a la lluvia, la ciudad sigue de celebración. Con ocasión del XXVIII Octubre Picassiano, la Casa Natal, dependiente del Ayuntamiento, ha organizado un extenso programa de actividades, que tiene como elemento central la recientemente inaugurada exposición 'La línea ininterrumpida. Picasso, Fin, Vilató, Xavier', donde el genio se reencuentra con sus sobrinos artistas.

No obstante, la programación contempla también conferencias, propuestas teatrales, actividades en bibliotecas, la presentación de las nuevas publicaciones de la Fundación Picasso, una campaña de comunicación con palomas mensajeras, talleres o la cesión de obras de la colección al Museo Picasso-Colección Eugenio Arias y al Museo Picasso Málaga (MPM).

PALOMAS

Las palomas mensajeras, que tanto recuerdan al artista, vuelven a ser protagonistas de una instalación en la fachada de la Fundación Picasso. Pero estas aves de papel de distintos colores no sólo embellecen la Casa Natal, sino también otros enclaves del centro histórico, conmemorando así la celebración del 134 aniversario del nacimiento del genio malagueño.

Por otra parte, cinco personajes de la vida y la obra de Picasso han ocupado la Casa Natal durante este fin de semana. En concreto, durante la representación de La Casa Habitada, a cargo de La Corte Bufonesca. Actores que interactúan con los visitantes interpretando a los padres de Picasso, don José y doña María, y a tres personajes de su trabajo: Arlequín, la mujer que llora y el picador zurdo —este último, protagonista de su primer grabado—.

Como no podía ser de otro modo, en el Palacio de Buenavista, el MPM, regido por la Fundación Museo Picasso Málaga. Legado Paul, Christine y Bernard Ruiz-Picasso, se suma igualmente a esta celebración, que hace también suya, puesto que conmemora en estos días el duodécimo aniversario de su apertura.

Para ello, la pinacoteca que dirige José Lebrero ha organizado un recorrido por la ciudad, un programa de títeres y talleres, música, un concurso de pintura y visitas guiadas por la exposición 'Picasso. Registros alemanes', para mostrar en el caso de ésta última los vínculos, antagonismos y afinidades entre la obra del artista y la nueva pintura moderna alemana.

Alicia Marchant Rivera, profesora de Historia en la UMA, inauguró este pasado sábado 'La huella alemana en Málaga', una serie de actividades que se llevarán a cabo durante los próximos meses para poner de relieve la sólida presencia alemana en la ciudad desde el siglo XIX. En esta ocasión, realizó un itinerario visitand lugares como el Hospital Noble o el Cementerio Inglés, vinculados al hundimiento de la fragata Gneisenau.

Consulta aquí más noticias de Málaga.