Fundación Jesús Abandonado explica en los colegios el 'sinhogarismo' a través de la experiencia personal de sus usuarios

El proyecto nace hace unos años cuando unos jóvenes quemaron a un 'sin techo' en un cajero a fin de sensibilizar a los adolescentes
Ana Caballero con otra responsable del Área de Voluntariado de la Fundación
Ana Caballero con otra responsable del Área de Voluntariado de la Fundación
FUNDACIÓN JESÚS ABANDONADO

La Fundación Jesús Abandonado lleva a cabo en los colegios desde hace unos años un proyecto de sensibilización y concienciación, denominado 'Escuela Amiga', pensado para jóvenes y adolescentes a fin de explicarles el 'sinhogarismo' y lo que es una persona sin hogar.

De tal forma, detalla a Europa Press Ana Caballero, profesional del área de Voluntariado de esta institución, "vamos a colegios de la Región de Murcia e impartimos una charla con profesionales y personas acogidas con el objetivo de humanizar las diferentes realidades sociales, generar actitudes de respeto y desacreditar tópicos sobre estos colectivos".

Después, a través de una obra de teatro llamada 'Confesiones' en el salón de actos de los centros, son los usuarios de la Fundación quienes explican, mediante un cuento, sus experiencias, cómo han llegado a la exclusión social, en qué fase y en qué momento se encuentran".

A través de este espacio de reflexión, "se genera un coloquio entre los alumnos, monitores de la charla y las personas acogidas, donde les cuestionamos qué quieren hacer con sus vidas y si han elegido dónde quieren estar el día de mañana".

Lo que, a su juicio, "les ayuda mucho a hacer una reflexión porque mañana, cualquiera de ellos, podría, por las circunstancias de la vida, caer en la exclusión social".

La iniciativa, promovida por Obra Social de San Juan de Dios, nace hace tres años cuando unos jóvenes quemaron en Barcelona a una persona sin hogar que estaba durmiendo en un cajero.

A la pregunta de por qué lo había hecho, "uno de los jóvenes respondió que no tenía la sensación de que fuera una persona la que habían quemado". Tras esto, destaca, "nos vimos en el compromiso de hacer una reflexión y unas jornadas de sensibilización en los colegios para que vieran que son personas como nosotros".

Un proyecto, que iniciaron poco a poco y con el que llevan ya tres años, "gracias al que más de 350 alumnos de casi 30 colegios de la Región de Murcia han tenido la oportunidad de vivir esta experiencia y tener acceso a estas jornadas de sensibilización".

"Además de quedar ahí, pedimos un compromiso de los jóvenes, para que, a través de su creatividad, colaboren con las personas sin hogar", ya sea "con carreras solidarias, manifestaciones, vendiendo productos realizados por estas personas en los talleres ocupacionales o colaborando como voluntarios en vacaciones de Navidad, Semana Santa o verano tanto en los comedores como el centro de acogida".

Contacto directo

De tal forma, subraya Ana Caballero, "tienen un contacto directo con lo que es la atención y el servicio a las personas sin hogar, poniendo sus manos, su tiempo y disponibilidad al servicio de la Fundación como voluntarios".

Un proyecto que ya han presentado a las Asociaciones de Padres y al equipo de dirección de diferentes colegios para que "puedan ver que es una herramienta que puede servir en la formación no institucional, para que nos dejen un espacio y poder estar ahí".

El proyecto lleva también vinculado una página web, '365 latidos', donde el profesorado, a través de las tutorías y en función de las edades, puede trabajar en valores, con espacios, vídeos y material escolar.

Se pretende, enfatiza, "incrementar la conciencia de los jóvenes, fomentando el voluntariado, y del conjunto de la sociedad hacia los colectivos más vulnerables, para ayudar a construir sociedades más justas y concienciadas con las desigualdades sociales".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento