Lobo ibérico
El lobo ibérico se recupera en Zamora. Rumbo

El nuevo Centro del lobo ibérico de Castilla y León, en Robledo (Zamora), que acoge a ejemplares en semilibertad, pretende convertirse en un atractivo turístico de referencia en esta comunidad. Además, el lugar quiere contribuir a divulgar el papel fundamental que juega la especie para la biodiversidad en la Península Ibérica y servir de elemento de desarrollo económico de la zona.

Las nuevas instalaciones, inauguradas este pasado lunes, se ubican en un extremo de la zamorana Sierra de la Culebra, que constituye uno de los principales núcleos de población del lobo ibérico, una especie que estuvo a punto de extinguirse y que hoy es un ejemplo de repoblación y de resurgimiento de las manadas.

A través de la infraestructura habilitada en un pequeño pueblo anejo de Puebla de Sanabria y próximo a la frontera con Portugal se busca concienciar al público sobre "la importancia fundamental para la biodiversidad" en la Península Ibérica que juega el lobo. Para ello, tras un recorrido por el centro de interpretación, los visitantes pueden avistar lobos y observar su comportamiento desde unos miradores a dos recintos de tres hectáreas cada uno en los que conviven siete ejemplares de la especie.

El lobo ibérico, que estuvo a punto de extinguirse, es hoy ejemplo de repoblaciónLos recintos para los cánidos cuentan con vegetación natural, zonas de refugio, charcas artificiales y un completo sistema de videovigilancia para garantizar el bienestar de la manada y reproducir las condiciones que permitan observar su comportamiento tal y como sería en estado salvaje. En su mayoría, los ejemplares del centro del lobo han nacido en cautividad y proceden de otros parques de naturaleza, aunque algunos han sido rescatados del medio natural porque tenían algún problema y ya no son aptos para su vida en libertad.

En el centro de interpretación, los visitantes pueden conocer aspectos de la biología y ecología del lobo, su relación histórica con las poblaciones humanas o los planes para garantizar su conservación y gestión través de vídeos, pantallas interactivas y diverso material divulgativo y expositivo. El centro del lobo ibérico de Robledo es el primero de estas características de la Península Ibérica y únicamente existe uno similar en Francia.

El del lobo se suma a otros centros temáticos que gestiona Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León, como el del urogallo cantábrico en la localidad leonesa de Caboalles de Arriba o el del águila imperial en Pedraza (Segovia).