Albert Pla en el Festival de Cine de San Sebastián
Albert Pla en el Festival de Cine de San Sebastián el pasado mes de septiembre GTRES

El músico y actor catalán Albert Pla presentará este 31 de octubre en el Teatre Trui de Palma su nuevo musical Guerra, y fiel al espíritu satírico e irreverente que ha ido cultivando en sus más de 25 años de carrera sigue sin buscar amigos ni en Mallorca, ni en Cataluña ni en ningún lado. "Depende de qué sardanas oigas, te lo aseguro, da asco ser catalán", dice en referencia a la disparidad de discursos que hay en su tierra natal.

Pla afirma que le molesta que le "metan en política", pero no duda en explotar su vena flemática al ser abordado sobre ésta. Hablando sobre Cataluña, afirma que si ésta se independizara, se la "suda" quien la presida y hasta asegura no saber quién es el actual presidente — en funciones — de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas. "Yo es que no tengo ni idea de quién es éste, me la suda totalmente, me da igual", afirma.

Conocido por su arte y por sus declaraciones polémicas en sí, Pla dijo en octubre de 2013 que le daba "asco ser español" y es un sambenito que sigue arrastrando a día de hoy, dos años después. Preguntado por si le sigue dando asco serlo, contesta: "Lo que me da asco es que me lo pregunten 500 veces, no le doy ninguna importancia".

"Cuando hay Mundial la gente sí que es nacionalista"

"Ya lo digo, me la suda totalmente, por mí como si se quieren morir todos, es así el asunto", añade Pla que, a pesar de esto, dice que sí, que ser español le sigue dando asco "durante bastante rato". "Desayuno y después me paso un poco a la independencia, luego quiero ser andorrano y luego lo pienso mejor y quiero ser escalador", reflexiona irónico.

Tras esto, Pla asegura que no se ha planteado si la gente se toma demasiado en serio lo de las nacionalidades, pero que "cuando toca el Mundial la gente sí lo es (nacionalista)" y afirma que la gente "es más de Nadal que de un tenista indonesio". "No sé, los españoles son muy nacionalistas", agrega.

Por otra parte, Pla asegura no tener una opinión formada sobre los nuevos reyes de España, Don Felipe y Doña Letizia. "No tengo el placer de conocerles, pienso más en general sobre la Monarquía; mientras la gente quiera que la ferretería de su papá se la quede su hijo, seguirá habiendo monarquía", reflexiona.

Su nueva producción, Guerra, llegará a Palma a finales de mes y se define como un musical provocador e irónico que reflexiona sobre la necesidad de la guerra. Pla dice que lo que pretenden con ella es "provocar una reacción, aunque no se sepa cuál y hacer un espectáculo que guste a la gente". "De momento, me dicen que está muy bien. ¿Qué te van a decir cuándo acaba? Aunque me lo tomo como cierto".