El pleno extraordinario del Ayuntamiento de Biescas ha aprobado, por unanimidad de todos los grupos políticos —salvo el PP que excuso su asistencia al pleno— las ordenanzas fiscales que regirán en el municipio en 2016 y que suponen una reducción del 25 por ciento del Impuesto de Plusvalía y en contribución rústica.

Esta reducción se ha acordado porque la liquidación de presupuesto del año 2014 se realizó con un remanente positivo de 688.817 euros y un superávit de 144.413 euros, a lo que se suma que el Ayuntamiento carece de endeudamiento después de haber amortizado más de un millón de euros en el anterior mandato.

Como criterio general, en 2016 se congelará de todas las tasas e impuestos, excepto en el caso del impuesto sobre el incremento de valores de los terrenos de naturaleza urbana, conocido como el impuesto de plusvalías, que verá reducido el tipo del 26 al 20 por ciento sobre la base imponible, lo que supondrá una reducción de la cuota entorno al 25 por ciento.

A esta reducción se le añade una bonificación del 70 por ciento de la cuota íntegra del impuesto en el caso de que se transmita por 'mortis causa' a favor de los descendientes la vivienda habitual.

También se ha tomado la decisión de favorecer la actividad agropecuaria en el municipio mediante la reducción del tipo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de naturaleza rustica, bajando el tipo del gravamen del 0,45 al 0,30 por ciento, dado que este año se ha incrementado el padrón de rústica con la incorporación de todas las construcciones que antes estaban exentas, de esta manera se le aplica el tipo mínimo a estas construcciones en su primer año de tributación.

En cuanto al tipo del Impuesto de Bienes Inmuebles de naturaleza urbana, se mantiene el tipo del 0,668 y se incorporan bonificaciones desde el 10 hasta el 50 por ciento para familias numerosas en su vivienda habitual en función del valor catastral del inmueble, ha señalado el Consistorio en una nota de prensa.

Por último se ha revisado el precio de ocupación de la vía pública con mesas y sillas con finalidad lucrativa incrementándolo en un 50 por ciento cuando las terrazas sean cubiertas y creando una tasa nueva en el caso de ocupación de la vía pública con finalidad lucrativa con ocasión de organización de eventos como fiestas, ferias, entre otros.

El alcalde de Biescas, Luis Estaún, ha destacado que todas estas medidas se toman para "adaptar" los ingresos municipales a la realidad social, favoreciendo la actividad económica y la progresividad sin restar servicios o capacidad inversora a las arcas municipales, dado que está previsto un incremento en la recaudación adicional de unos 50.000 euros como consecuencia del proceso de regularización de bienes inmuebles urbanos que se ha realizado este ejercicio.

Consulta aquí más noticias de Huesca.