Sucesos.- Intervenidos 50.000 kilos de almendras de procedencia ilícita en un almacén de la Comarca de Borja

La Guardia Civil ha detenido a cinco personas y otras tres han sido imputadas
Rueda de prensa en la Comandancia de la Guardia Civil
Rueda de prensa en la Comandancia de la Guardia Civil
EUROPA PRESS

La Guardia Civil de Zaragoza ha intervenido 50.000 kilos de almendras de ilícita en un almacén de recogida de este producto en la Comarca Campo de Borja y ha detenido a cinco personas, una de ellas el propietario de un almacén, y otras tres han sido imputadas por varios delitos de hurto.

El delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, ha felicitado a la Comandancia de la Guardia Civil de Zaragoza por esta intervención "realizada el pasado martes", día 20 de octubre, y que se enmarca dentro de la operación denominada 'Garrapiña'.

A la comparecencia también han asistido el coronel de la zona de Aragón, Francisco Bueno, el teniente coronel jefe accidental de la Comandancia de Zaragoza, Diego Arroyo, y el teniente de la Policía judicial, Juanma Orós.

'Garrapiña', es una operación que la Benemérita inició el pasado mes de septiembre y que "continúa abierta", en relación con hechos delictivos que tenían como objeto el robo de almendras, y que hasta el momento se ha saldado con la detención de cinco personas y la imputación de otras tres.

Durante este tiempo se han estudiado los robos y hurtos de almendras ocurridos en la provincia de Zaragoza, y que han levantado una "alarma social, sobre todo, en la zona rural", ha destacado Alcalde.

En este sentido, ha manifestado que la propia Delegación del Gobierno ha estado manteniendo reuniones "con representantes de entidades y sindicatos agrarios que estaban preocupados" porque antes de que se iniciase esta operación, "ya se habían producido otros robos". En concreto, en Zaragoza se habían detenido a dos personas e imputado a otras siete, y en Huesca, a otras dos personas e imputado a once más, interviniéndose en total una tonelada de almendras.

Detenidos en ricla

Como resultado de la información obtenida durante los numerosos operativos establecidos, con motivo de la operación 'Garrapiña' los agentes detectaron un grupo de personas, residentes en la Comarca de Valdejalón, que habían realizado ventas de almendras en diversas ocasiones por las que habían obtenido un beneficio de 40.000 euros.

Estas personas, que no eran productores de almendras, llamaron especialmente la atención de los investigadores porque las cantidades de almendra vendida y sus distintas variedades no guardaban relación con la actividad de una explotación regular de cultivo de este producto.

Una vez determinada la identidad de estas personas sospechosas, la Guardia Civil se trasladó a Ricla y procedió a la localización y detención de cuatro hombres, de nacionalidad rumana, vecinos de esa localidad zaragozana, con edades comprendidas entre los 24 y 39 años de edad. Asimismo se ha procedido a la imputación de otros tres, por varios presuntos de hurtos de almendras, cometidos en la provincia de Zaragoza.

Tres de ellos fueron localizados mientras circulaban con un vehículo en el que transportaban varios sacos de almendra y una vara de las utilizadas para la recogida, cuando se disponían a llevarlos hasta algún almacén para su venta.

Los ahora detenidos trasladaban en sus propios vehículos las almendras sustraídas hasta un almacén autorizado de recogida de este producto, ubicado en la Comarca Campo de Borja, donde una vez pactado el precio del género con el propietario de las instalaciones, procedían a su venta.

De esta manera el responsable del almacén obtendría un gran beneficio ya que compraba la almendra a un precio inferior al que pagaría por el cauce legal.

50.000

Kilos de almendra intervenidos

La Guardia Civil tras hacer una inspección en dicho almacén intervino 50.000 kilos de almendras de las que el dueño de las instalaciones, de nacionalidad española, no pudo acreditar su procedencia, siendo detenido por un presunto delito continuado de receptación .

"Estas 50 toneladas de almendra en cáscara podrían tener un valor en el mercado de unos 150.000 euros", ha señalado el teniente de Policía Judicial, Juan Manuel Orós.

La Guardia Civil continúa las investigaciones para determinar la procedencia de la totalidad del producto intervenido, no descartándose nuevas detenciones, aunque "principalmente proceden de las provincias de Zaragoza y Huesca", ha matizado Orós.

En esta operación han participado agentes de los Equipos Roca, Seguridad Ciudadana y Policía Judicial de la Comandancia de Zaragoza, encargada de la instrucción de las presentes diligencias.

Al producirse un incremento en los robos y hurtos de almendras en la provincia de Zaragoza, la Guardia Civil ha trabajado en dos líneas de actuación. Por un lado, se han llevado a cabo numerosos dispositivos policiales en torno a las explotaciones agrícolas, dedicadas a la producción de este fruto, así como en almacenes y centros autorizados de recogida, encaminados a la localización de los autores de los robos y hurtos.

Por otro, se ha realizado una labor informativa con los sectores afectados, entrevistándose con agricultores a los que se les aconsejaba adoptar medidas de seguridad en sus instalaciones y durante el desarrollo de su jornada laboral.

Igualmente, se ha advertido a los propietarios de los centros de recogida sobre las consecuencias que tendría el comprar este producto, conociendo su ilícita procedencia. También se ha solicitado a todos ellos la colaboración ciudadana.

Disminución de delitos en aragón

El delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, ha destacado que en el primer semestre del año 2015 "los delitos de robos con fuerza en la Comunidad, han descendido casi un 13 por ciento, mientras que en la provincia de Zaragoza, la bajada ha sido de un 15,2 por ciento", respecto a 2014.

En cuanto a los robos en explotaciones agrícolas aragonesas, en el mismo periodo, Alcalde ha indicado que se han reducido en un 14,6 por ciento, y un 22 por ciento, en el caso de las de la provincia de Zaragoza.

Según las intervenciones de la Guardia Civil, en los seis primeros meses de 2013 se registraron 719 detenciones por sustracciones en explotaciones ganaderas y agrícolas, mientras que en los años siguientes esa cifra ha ido descendiendo. Así, en 2014 se contabilizaron 651 detenciones y en 2015, 556.

Al respecto, el delegado del Gobierno en Aragón, ha argumentado que estas cifras "demuestran la importancia de los servicios que realizan los equipos Roca del Instituto armado y la eficacia de su coordinación con la Comandancia de la Guardia Civil". Desde que dichos equipos se constituyeron en octubre de 2013, "han sido detenidas 120 personas y 55 han sido imputadas".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento