El rey, en los Premios Princesa de Asturias 2015: "Las divisiones nunca hacen grande a un pueblo"

  • El rey Felipe VI volvió al Teatro Campoamor de Oviedo para entregar los premios, que este año han llevadio ya el nombre de Princesa de Asturias.
  • La ceremonia, a la que aún no acudió la princesa Leonor, cumplirá diez años el próximo 31 de octubre.
  • Los únicos galardonados ausentes fueron los hermanos Gasol.
Los reyes Felipe y Letizia posan junto a la reina Sofía a su llegada al Teatro Campoamor para entregar los Premios Princesa de Asturias 2015.
Los reyes Felipe y Letizia posan junto a la reina Sofía a su llegada al Teatro Campoamor para entregar los Premios Princesa de Asturias 2015.
GTRES

El rey Felipe VI hizo entrega este viernes en el Teatro Campoamor de Oviedo los Premios Princesa de Asturias de 2015 que, en su trigésimo quinta edición, han cambiado su nombre original para acomodar su denominación a la actual heredera de la Corona, Leonor de Borbón y Ortiz.

En su discurso, el monarca ha invitado a "seguir construyendo España" y a alejarnos de todo "lo que nos separa y debilita". El monarca ha hecho estas reflexiones en su discurso de la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias, en Oviedo. En este contexto ha apelado a la "defensa de la legalidad y de los principios constitucionales" como "la garantía de los derechos y libertades de todos los ciudadanos".

Citando a George Steiner, premio de Comunicación y Humanidades del 2001, Felipe VI ha señalado que dado que "en este planeta somos tan solo invitados de la vida", como tales, debemos mostrar "nuestro respeto, por encima de todo, a los seres humanos, a sus derechos y a su dignidad".

Al hilo de esta cita, ha pedido reflexionar y valorar "con sinceridad y honestidad lo que los españoles hemos construido juntos, que nos une y nos fortalece". "Alejemos lo que nos separa y nos debilita; y apartémonos, especialmente, de todo lo que pretenda señalar, diferenciar o rechazar al otro", ha afirmado.

El rey ha señalado que cuando se levantan "muros emocionales" o "se promueven divisiones", algo "muy profundo" se quiebra "en nosotros mismos, en nuestro propio ser, en nuestros corazones".

"Que nadie construya muros con los sentimientos. Las divisiones nunca hacen grande a un pueblo; solo lo empobrecen y lo aíslan", ha incidido para a continuación pedir que se eviten las "fracturas sociales que tanto daño hacen a las conciencias de las personas, a los afectos, a la amistad y a las familias, a las relaciones entre los ciudadanos".

Así, ha apelado a la "defensa de la legalidad y de los principios constitucionales" como "la garantía de los derechos y libertades de todos los ciudadanos". Ha añadido que "los españoles debemos preservar esa convivencia que fortalece y enriquece nuestra vida colectiva".

"Sigamos construyendo España" ha pedido el rey, siendo "conscientes" de que "una Nación europea con raíces milenarias y vocación universal, como la nuestra, seguirá unida en su camino hacia un futuro de mayor concordia y progreso, con la dignidad, el respeto y el orgullo que merece su historia y su memoria".

Segundo como rey

El pasado año don Felipe pronunció su primer discurso como rey en una ceremonia de entrega de los todavía Premios Príncipe de Asturias, presidida así por el jefe del Estado por primera vez desde 1984, cuando don Juan Carlos I le sustituyó al estar realizando sus estudios en Canadá.

La ceremonia, a la que aún no acudiço la princesa Leonor, cumplirá diez años el próximo 31 de octubre (su padre tenía 13 cuando en 1981 asistió a la primera edición y pronunció sus primeras palabras en público), mantuvo el esquema de los últimos años y contó con la presencia en el Campoamor de los galardonados en siete de las ocho categorías de los galardones.

La única ausencia fue la de los hermanos Pau y Marc Gasol después de que los Chicago Bulls y los Memphis Grizzlies mostrasen su preocupación por el efecto que un viaje tan largo podría tener sobre sus jugadores días antes de que se inicie la temporada de la NBA.

Sobre el escenario del Campamor se sentaron este viernes junto a los reyes, el jefe del Ejecutivo asturiano, Javier Fernández, para presidir una ceremonia a la que asistió desde el palco de honor la reina doña Sofía junto a los 1.600 espectadores que tiene como aforo el teatro.

El resto de premiados fueron el escritor cubano Leonardo Padura (Letras), la economista francesa Esher Duflo (Ciencias Sociales), el filósofo Emilio Lledó (Comunicación y Humanidades), el cineasta Francis Ford Coppola (Artes), Wikipedia (Cooperación Internacional), la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios (Concordia) y las bioquímicas Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna (Investigación Científica y Técnica).

Manifestación protesta a las puertas del teatro

Al igual que en los últimos tres años, fue convocada una manifestación de protesta contra los Premios Princesa de Asturias en la Plaza de la Escandalera, situada frente al Teatro Campoamor, coincidiendo además con las movilizaciones convocadas por las denominadas Marchas de la Dignidad en diversos puntos de España.

En respuesta a las voces que en las últimas semanas han cuestionado el apoyo institucional a la Fundación Princesa, una plataforma ciudadana ha comenzado a recoger esta semana firmas de respaldo a los premios y para poner en valor el impacto económico y de imagen que tienen para la ciudad y el resto de la región.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento