La juez de Instrucción número 9 de Madrid, Esperanza Collazos, ha archivado la causa abierta contra el expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa por la compra del City National Bank of Florida, por la que el exbanquero llegó a ingresar en prisión en dos ocasiones.

"Cabe decir, categóricamente, que no hay perjuicio económico, ni para los socios, ni depositarios, ni cuentapartícipes o titulares de bienes, valores o capital que administren de Caja Madrid", subraya en su auto la magistrada sobre la operación, descartando así que se hiciera con un sobreprecio de 450 millones de euros.

Después de "las muchas diligencias que han sido practicadas", Collazos ordena el sobreseimiento, ya que "las actuaciones acreditan que los hechos objeto de la causa no son constitutivos" de delitos societarios y administración desleal, entre otros, por los que Blesa, su mano derecha Ildefonso Sánchez Barcoj y el exdirectivo Rafael Sánchez-Lozano estaban imputados.

Con Blesa como presidente, Caja Madrid anunció en 2008 la compra del 83 % del City por 927 millones de dólares (unos 618 millones de euros en aquel momento) y posteriormente adquirió el 100 % tras aportar otros 190 millones de dólares (unos 127 millones de euros).

Para la acusación ejercida por Manos Limpias, esta operativa fue irregular porque Caja Madrid pagó el triple del valor de mercado de la entidad norteamericana y se hizo en el momento menos adecuado, además de que consideraba que se hizo de forma fraccionada para eludir el control de la Comunidad de Madrid. Y estos fueron los argumentos que llevaron al anterior instructor del caso, Elpidio José Silva, a encarcelar en dos ocasiones a Miguel Blesa en la primavera de 2013, en una instrucción que le costó su expulsión de la carrera judicial, confirmada por el Tribunal Supremo.

Sin embargo, su sucesora cree que todas las pruebas practicadas demuestran que los administradores de Caja Madrid "actuaron dentro del límite de sus funciones", como reflejan las actas de distintas reuniones del Consejo de Administración, de la Comisión de Inversiones o del Comité de Dirección en 2008