Bombardeo en Siria
Imagen de un proyectil ruso lanzado en territorio de Siria contra objetivos del DAESH. EFE

Al menos diecinueve personas murieron este martes por varios bombardeos en la periferia de Damasco y en la provincia septentrional siria de Idleb, informó esta noche el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Entre los muertos hay miembros de la Defensa Civil, un fisioterapeuta y un guardia del centro sanitario

De esos fallecidos, al menos trece perdieron la vida en un ataque de la aviación militar rusa contra la zona de un hospital en el pueblo de Sarmin en Idleb. Según la ONG, entre los muertos hay miembros de la Defensa Civil, un fisioterapeuta y un guardia del centro sanitario.

Por otro lado, al menos seis personas perecieron y otras treinta fueron heridas por bombardeos de aviones de guerra, cuyo origen el Observatorio no precisó, en el área de Al March, en la región de Guta Oriental, principal bastión opositor del extrarradio damasceno.

Los aviones lanzaron un total de 30 ataques contra esa zona, agregó la fuente, que no descartó que el número de muertos aumente porque hay varios heridos graves.

El pasado 8 de octubre, el Ejército sirio anunció una ofensiva a gran escala para acabar con los "terroristas" y "liberar" ciudades y zonas.

En sus operaciones, las fuerzas armadas sirias están respaldadas por la aviación de Rusia, que inició a finales de septiembre una campaña de bombardeos en el territorio sirio, en la que es su primera intervención militar directa en el país árabe desde el comienzo del conflicto en marzo de 2011.