Policía Nacional
Un coche de la Policía Nacional, en una imagen de archivo. ARCHIVO

Dos policías nacionales han sido detenidos en Melilla como presuntos autores de un delito de abusos sexuales a un menor de origen marroquí a cambio de regalos y tras pasar a disposición judicial quedaron en libertad con cargos, según han informado fuentes policiales.

El juzgado de Instrucción número 2 de Melilla ha pedido el "volcado y clonado de los soportes informáticos" intervenidos en la casa de dos policías nacionales acusados de mantener relaciones sexuales con un menor extranjero no acompañado (MENA), requisados durante la ejecución de las diligencias de entrada y registro, y que sean realizadas de manera conjunta por la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía, según el auto judicial al que ha tenido acceso Europa Press.

El auto señala que se tratan de unas diligencias previas que se incoaron precisamente para dilucidar la posible existencia de un "delito contra la libertad e indemnidad sexuales (delito relativo a la prostitución y a la explotación sexual y corrupción de menores), sin que se descarten otros".

Fuentes de la Delegación del Gobierno en Melilla han confirmado este caso, que está en manos del Juzgado de Instrucción número 2 de Melilla, y han concretado que fue la Policía Local la que inició la investigación.

El pasado 12 de octubre la Policía Local detuvo a un menor que portaba un móvil valorado en más de 600 euros.

Durante su interrogatorio, declaró que el teléfono se lo había regalado un policía que junto con otro agente le protegían y le daban dinero a cambio de favores sexuales.

Las mismas fuentes han apuntado que los policías fueron detenidos y puestos a disposición de judicial, tras lo que quedaron en libertad con cargos.

Suspendidos de sus funciones

Por otra parte, fuentes de la Policía Nacional han confirmado la imputación por parte del juez de ambos policías, que han sido suspendidos de sus funciones hasta que concluyan las investigaciones a petición de la Jefatura Superior de Policía de Melilla.

Pueden suceder en cualquier sitio y no por ello son demostrativos de nada

El presidente de la ciudad autónoma, Juan José Imbroda, ha dicho a preguntas de los periodistas que se ha sentido "muy dolido" al tener conocimiento de que dos agentes de la Policía, que en Melilla cuenta con más de 600 miembros, son presuntos autores de abusos.

Imbroda, que no ha podido constatar que se tratara de un menor tutelado por la Ciudad, ha mostrado su apoyo a la Policía Nacional, ya que considera que "la Policía es mucho más que todo esto" y ha dicho que "son temas que pueden suceder en cualquier sitio y no por ello son demostrativos de nada".

Consulta aquí más noticias de Melilla.